Lo veo lo leo y me lo creo

10 Personajes que probablemente jamás existieron

A lo largo de la historia hemos escuchado de las hazañas de importantes personajes que dejaron marca en diversos ámbitos: cultural, político, social… aunque, ¿quién nos asegura que realmente existieron? ¡No hay evidencias que vayan más allá de la tradición oral!

Lo cierto es que nunca sabremos si los personajes que aparecen en el siguiente listado realmente existieron o si solo son parte de las más increíbles aventuras de cuento que hemos leído desde pequeños.

1. Rey Salomón

Rey salomón

Como todo personaje bíblico, se convirtió en leyenda gracias a sus decisiones difíciles pero justas, como la de proponer partir a un bebé por la mitad para averiguar quién era su verdadera madre. Sin embargo, es probable que Salomón no haya sido más que una metáfora avalada por textos religiosos, pues aún no existe evidencia de su vida.

2. Juana de Arco

Juana de arco

Es decepcionante descubrir que el legado de esta valiente guerrera francesa fue probablemente producto de la imaginación de un creativo escritor; incluso, puede ser que la chica que murió quemada haya existido, pero los mitos que surgieron alrededor de su existencia ponen en jaque a los cientos de investigadores que aún estudian su vida sin saber si fue o no real.

3. Pitágoras

pitágoras

Cuesta creer que el autor del famoso teorema no haya sido más que un cuento, pero la verdad es que existe un registro prácticamente nulo de su paso por el mundo. Además, lo poco que se dio a conocer de Pitágoras fue revelado cientos de años después de su muerte.

4. Homero

Homero

Se preguntarán cómo puede no existir un autor de obras literarias tan importantes como La Ilíada o La Odisea, y aun así haber dejado huella en la historia por medio de su prosa. La respuesta solo puede apuntar a los escritores fantasma, famosos desde tiempos remotos, que cobraban por escribir anónimamente para quienes no gozaban de tanta inspiración. Otra teoría apunta a que estas obras tienen más de un autor y que es realmente difícil saber quién las redactó primero, pues en ese entonces las historias se contaban a viva voz.

5. Rey Arturo

Rey arturo

Esperemos que los niños no se enteren de que la Mesa Redonda, los caballeros y la espada Excálibur no fueron más que elementos de cuentos fantásticos, pero la verdad es que este hombre valiente ni siquiera aparece en los manuscritos de la época.

6. Robin Hood

robin hood

¿Un chico que robaba a los ricos para darles a los pobres? Suena como un mito porque… ¡realmente lo fue! No es que dudemos de la posibilidad de que existan ladrones de buen corazón, pero el querido personaje de Robin no era más que una leyenda esperanzadora para los pobres en ese entonces, o al menos eso es lo que los historiadores han deducido.

7. Rey Midas

rey midas

Es probable que de todos los personajes en la lista, este sea el que menos esperabas desmitificar porque… siendo sinceros, ¿quién podría creer que hay alguien capaz de convertir todo en oro sin ser Bill Gates? Solo para que duermas tranquilo, este rey sí aparece en algunos manuscritos del gobierno de Frigia, pero jamás se comprobó que el hombre produjera oro e incluso muchos científicos aún dudan de su nombre.

8. Jack Dawson

jack titanic

El chico que ¡sí cabía en la tabla con Rose!, realmente existió, según la polémica e investigaciones desatadas después del estreno de Titanic. Sin embargo, poco se sabe del humilde pasajero, salvo que existe una tumba bastante modesta en Nueva Escocia con el nombre J. Dawson y una fecha de muerte que se aproxima a la del hundimiento del barco. ¿Será que sí había un apuesto Jack a bordo?

9. Tío Sam

Tio sam

¿Recuerdas esta imagen? Se convirtió en un importante icono publicitario de Estados Unidos, como la personificación de su identidad nacional. Sin embargo, no era más que una ilustración, aunque muchas personas continúan creyendo que el tío Sam sí existió.

10. Shakespeare

Shakespeare

Existir o no existir… ¿será esa la verdadera cuestión del poeta y dramaturgo más emblemático de todos los tiempos? Resulta que su imponente nombre no es más que un pseudónimo que más de uno se adjudicó. Sin embargo, esta no es más que una teoría que ronda la historia del escritor inglés, pero las investigaciones y estudios artísticos del caso continúan en proceso.

Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.