Lo veo lo leo y me lo creo

11 problemas de ser la dramática en tu grupo de amigas

Ser el centro de atención no es fácil. Lograr ponerle real emoción y sentimiento a todo (lo que algunos llaman dramatismo) es realmente complicado y podría decir que incluso es un particular talento. Ser la que ocupa ese puesto en un grupo de amigas es más difícil aún. Y si tú eres la encargada de poner el drama en tu círculo cercano, podría apostar a que tienes estos problemas: 

1. Tienen el descaro de contarte en último lugar los chismes porque, según ellas, reaccionarás exageradamente


2. Y nadie te toma en serio cuando tus crisis sí que lo son


3. Cuando no recibes la atención necesaria de parte de ellas, realmente te cuestionas si deberías buscar nuevas amigas


4. Y se merecen el peor de los castigos cuando no atienden el teléfono o no te responden un mensaje


5. El peor problema es que tú tienes que andar disculpándote tras enojarte


6. Y a veces tienes que soportar horribles discusiones con ellas pues quieren quedarse con tu puesto


7. Has tenido que lidiar con la peor de las traiciones cuando ves que llaman a otra amiga: “MEJOR AMIGA”


8. No paras de escuchar como te insisten en que no busques los síntomas de tus enfermedades en Google


9. Es una falta de respeto que no estén dispuestas a quedarse sentadas por lo menos cuarenta minutos cuando quieres contarles una historia


10. Y debes volver a llamarles la atención cada vez que te interrumpen. ¡Tenías el plan de cómo contarla en tu cabeza hace días!


11. Pero finalmente, haces entretenida sus vidas, así que de seguro están muy agradecidas y los malos ratos que debes soportar por su incomprensión terminan valiendo la pena

¡Y sabes que no te cambiarían por nada!

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.