Lo veo lo leo y me lo creo

17 Niños que se tomaron muy enserio su espíritu de estilista… Pero fracasaron en el intento

Los niños, esos pequeños individuos que se esfuerzan desmesuradamente en provocar jaquecas a su padres. Ni hablar cuando se encuentran cara a cara con unas tijeras o la máquina para cortar el cabello, ¡error! Todo va bien hasta que los mechones de pelo caen al piso y esa descabellada decisión ya no tiene vuelta atrás. Ahora solo queda esperar a que el cabello crezca de nuevo, lo suficiente como para volver a intentar otra obra de arte con él.

Estos 17 niños entendieron que las tijeras no son de fiar. Sus padres sufrieron estrés, pero también aprendieron una valiosa lección: ”siempre mantén cerca una cámara o un celular, nunca sabes la escena graciosa que puedan protagonizar tus hijos”.

1. Divertido desastre

“Mi hijo pensó que sería buena idea recortarse las cejas. Vio que quedaron demasiado cortas y decidió cortarse el cabello y pegarlo en las cejas”.

2. Siguiendo los pasos de papá

“Mi pequeño hijo tomó la máquina de cabello de su padre para cortarse el cabello. Cuando vino a mostrarnos su nuevo corte, no pudimos hacer otra cosa que reírnos”.

3. El silencio no es buena señal

“La casa parecía muy tranquila, eso era una señal de que algo andaba mal. Cuando entré a mi habitación vi a mi hija Keira con unas tijeras… Y el resto es historia”.

4. Quiero ser como mi papá

“Mi hijo quería ser como su padre, entonces lo encontré en el baño con la rasuradora en sus manos y su hermoso cabello rojo en el piso”.

5. Un cambio radical

“Mi hijo quería un mohicano; así que decidió hacerlo él mismo -o por lo menos era su intención-. El resultado definitivamente no fue el esperado”.

6. ¡Soy una profesional!

“Mi hija será una estilista profesional cuando sea mayor. Hoy, ella misma cortó su cabello y está encantada con el resultado”.

7. Chicle malo

“Mi hija confesó que accidentalmente se había pegado goma de mascar en el cabello, así que fue al baño para remover el daño; eso incluía un gran mechón de pelo”.

8. Estoy harta

“Mi sobrina estaba harta del peinado de siempre, así que decidió darse un nuevo look”.

9. Adiós momento de relajación

“Estaba leyendo tranquilamente, cuando apareció mi hija llorando y en sus manos traía los mechones de cabello que ella misma se había cortado”.

10. ¡Qué calor!

“Justin no soportaba en calor que hacía ese día. Él decidió solucionar el problema a su manera”.

11. ¿Qué hago?

“Desperté y encontré a mi hijo así; no sabía si reír o llorar”.

12. ¿Cepillo de dientes?

“Ordené a mi hijo que fuera a lavar sus dientes. Minutos después, mi esposo y yo escuchamos un ruido diferente a su cepillo de dientes eléctrico, ¡había encontrado la rasuradora! El resultado habla por sí mismo”.

13. Un descuido fatal

“Jimmy encontró unas tijeras y no dudó ni un segundo en cortarse el cabello. Tuve que pasarle la máquina para enmendar el daño”.

14. Solo cinco minutos

“Me distraje solo cinco minutos y mi hijo ya había hecho una obra de arte en su cabello”.

15. Y no le importa

“A mi hijo parece no importarle lo que hizo. Quizá imponga una nueva moda”.

16. ¿Puedes arreglarlo?

“Esta pequeña se cortó el cabello sola; yo soy peluquera y ella me preguntó si podía arreglarlo. Obviamente no tenía solución”.

17. No fue tan buena idea

Llegué a casa y vi un montón de cabello en el piso; mi hija se había cortado el cabello sola. Minutos después no le pareció tan buena idea.

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.