Lo veo lo leo y me lo creo

6 EFECTIVAS Maneras Para Elegir Tacones Y Caminar Sin Dolor

Usar tacones hace lucir a todas las mujeres bellas, femeninas, elegantes, atractivas, además que cautiva la mirada de muchos. Algunas mujeres están acostumbradas a usarlos todos los días sin importar el dolor, hinchazón, ampollas o rozaduras que pueden provocar usarlos.

Los tacones muy altos y estrechos provocan más consecuencias en los pies en un futuro, sí es que se utilizan frecuentemente. Por ejemplo: cuando se apoya el pie en una superficie plana, la parte delantera soporta el 43% del peso corporal y la parte trasera el 57%; así que entre más altos sean los tacones el peso corporal recaerá más en la parte delantera.

Todo esto provoca que la postura del cuerpo se modifique, haciendo que el tobillo, las rodillas y la espalda carguen más peso de lo normal, causando contracturas, dolor, molestias, callosidades, juanetes etcétera. Sin embargo, después de conocer un poco las consecuencias, es imposible descartar la idea de seguir usándolos.

Toma nota de los siguientes consejos:

  • 1. Elegir el calzado adecuado

    Lo ideal es que la altura de los tacones sea de 2 a 3 cm, para que el peso corporal sea distribuido equitativamente. Procura seleccionar unos que no sean estrechos (que te opriman los dedos de los pies), así evitarás que te lastimen. Además, debes tomar en cuenta elegir solo de tu talla (no grandes), puesto que los tacones al caminar se pueden salir y provocar que tengas un accidente.

    Recuerda usar tacones solo para ocasiones especiales o que lo ameriten, de este modo tus pies no sufrirán consecuencias. Sí aun no estas acostumbrada a los tacones, te aconsejo adquirir unos que tengan plataforma uniforme, para que te vayas acostumbrando al caminar.

  • 2. Utiliza plantillas

    Para que tus pies no se hinchen y permanezcan adoloridos, es importante que adquieras plantillas de gel o almohadillas, que se amolden a tus tacones; puedes elegir comprar plantillas completas o solo de la parte delantera. Eso hará que tu pie al apoyarlo no genere callosidades y molestias, aliviando la presión del peso en el cuerpo.

  • 3. Suelas seguras

    Es importante adquirir tacones que tengan suelas antiderrapantes y gruesas para evitar resbalarse y sufrir una caída. Evita los comprar los de suela lisa y delgadas; puesto que te cansarás rápido y al caminar en zonas o calles empedradas tendrás molestias en los pies y te sentirás insegura.

    Si los tacones que te gustan mucho no cuentan con suelas antiderrapantes, puedes realizar unos pequeños cortes con ayuda de una tijera o cuchillo, también busca en cualquier tienda departamental estampas o parches antideslizantes.

  • 4. Agranda tus tacones

    Solo aplica cuando los tacones son cerrados y estrechos, hacerlos más grandes te ayudarán a caminar con mayor comodidad evitando dolor. Existen muchas maneras de hacerlo:

    Una manera rápida es ponerte unos calcetines gruesos, colocar tus tacones y secarlos con una secadora de cabello, el aire caliente hará que se aflojen y sean flexibles.

    También puedes poner en tus tacones dos bolsas de agua perfectamente cerradas y los pones en el congelador, hasta que se convierta el agua en hielo. El poder del frio también ablanda el material de cualquier calzado, haciéndolo más cómodo.

  • 5. Utiliza cremas refrescantes

    Existen muchas cremas para los pies que alivian el dolor y el cansancio, como por ejemplo las que contienen: aloe vera, mentol, hierbabuena, sábila, aceite de oliva, manzanilla, aceite de almendras y eucalipto. Todos estos remedios naturales te ayudan a relajar tus pies.

    Consiente tus pies todo el tiempo, utiliza cremas, masajes y remedios caseros para favorecer la circulación.

  • 6. Elige tacones gruesos y cuadrados

    Así te dará mayor soporte al caminar. Mientras más ancho sea más estabilidad y seguridad te aportará. Recuerda que la mayor parte del peso corporal recae en la parte trasera (talón).

    Las mujeres no tenemos que sufrir para lucir bellas y femeninas. Recuerda utilizarlos de vez en cuando para que no sufras las consecuencias.

Si te gustó este artículo, compártelo …

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.