Lo veo lo leo y me lo creo

A los 11 años Meghan Markle cambió una publicidad sexista. ¿Puede ser acaso más maravillosa?

Quizá el nombre de Meghan Markle les suene porque han visto Suits, o saben de series y saben que su personaje existe. O posiblemente, sólo la conocen porque es la prometida del Príncipe Harry, pero escuchen bien: Meghan Markle es mucho más que la mujer con la que un príncipe británico se va a casar.

Durante su vida Meghan a trabajado en muchas campañas para promover la igualdad de género y el empoderamiento femenino, y todo partió mucho, MUCHO, antes de conocer al príncipe Harry.  A los 11 años, ya realizaba sus propias campañas.

En 1993 Markle y sus compañeros de clase en su escuela en Los Ángeles estaban realizando una actividad donde trataban de dilucidar los mensajes implícitos y subliminales que enviaban los spots publicitarios de la época.

Lo comerciales que más revisaron eran aquellos que publicitaban productos de limpieza, medicamentos para la tos y lavaplatos. Obviamente, lo que los alumnos pudieron identificar como mensaje subliminal -y no tan subliminal en verdad, la mayoría son bastante directos-, eran que esos productos estaban destinados para que las mujeres los utilizaran en sus familias.

Y Meghan Markle, de 11 años, no estaba nada de acuerdo con esa idea.

Específicamente, el spot del lavaplatos Ivory Clear la dejó bastante molesta. En el anuncio, el narrador dice que “Las mujeres luchan con ollas y sartenes grasientas con Ivory Clear”. Meghan se preguntó lo que todo el mundo debería preguntarse “¿Cómo puede alguien decir eso?.

¿A qué se refería? A que por qué ‘las mujeres’ tienen que estar a cargo de luchar con ollas y sartenes grasientos, ¿qué acaso los hombres son incapaces de lavar una olla? ¿qué ellos no tienen por qué hacerlo? Así que la niña Meghan tomó un lápiz, papel y envío una carta a la compañía tras el producto.

En la carta les instaba a reconciderar el uso de la palabra “mujer”. Y la compañía le hizo caso a la pequeña de 11 años, porque poco después el anuncio ya no decía “las mujeres”, sino que “la gente”.

Salió en los medios cómo la pequeña Meghan había logrado generar ese cambio y explicó por qué decidió actuar:

“Si ves algo que no te gusta o te ofende en la televisión o en cualquier otro lugar, escribe cartas y envíalos a las personas adecuadas. Realmente puedes marcar la diferencia, no solo para ti, sino para muchas otras personas”.

-Meghan Markle.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.