Lo veo lo leo y me lo creo

A pesar de todo lo que ha hecho, Kim Kardashian no invitó a la madre subrogante a su fiesta navideña

Como todos sabemos, el tercer bebé de Kim Kardashian y Kanye West, llegará mediante una madre subrogante a la que la famosa pareja le estaría pagando una enorme suma a cambio de llevar sus genes en el vientre.

Y, como ya ha sido noticia en bastantes ocasiones, aunque Kim ha asegurado en muchas ocasiones que ella y la madre subrogante tienen una muy buena relación, ya fue noticia el hecho de que la joven mujer no asistiera al baby shower organizado por la líder del clan Kardashian sin ninguna explicación aparente, dando así paso al rumor de que no habría sido invitada.

Suena terrible, ¿cierto?

Pues, ahora hay nuevas noticias, porque Kim tampoco habría invitado a la madre subrogante de su tercera hija a su fiesta de navidad.

¡Pero calma! Que, a pesar de lo que todos creeríamos en una primera instancia, la situación no tiene nada que ver con la relación entre ellas dos. En realidad, Kim no quiere que sus vidas sigan siendo tema de conversación para los medios. Estas fueron las palabras de una fuente muy cercana a la familia: 

“Es difícil, pero en su mayor parte, Kim está dando un paso atrás intentando no administrar a su subrogante.”

Daily Mirror

Así que, en realidad, Kim estaría intentando no controlarla demasiado, y establecer vínculos sanos con ella. La fuente continuó:

“Y eso también incluye un esfuerzo de su parte. Ella no va a traer a esta mujer a su círculo más cercano. No la está invitando a pasar la navidad con ellos. Es demasiado confuso paar los niños, y para ser honesta, no es la naturaleza de la relación. No es un gran problema. Aunque Kim sí planea enviar un montón de regalos de navidad a la subrogante y a su familia este año. Quiere mimar a su subrogante y mostrarle su gratitud.”

Así que, en realidad, no habría problemas personales entre la protagonista de Keeping Up With The Kardashians y la mujer cuyos servicios habría contratado. Realmente la aprecia, y eso puede verse. Nada más vale recordar que Kim pasó por un infierno durante sus primeros dos embarazos, y entonces llegó esta maravillosa y amable mujer que le permite volver a ser madre sin arriesgar su vida.

Even her cry face is pretty! I'm gonna take notes!

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on Aug 14, 2017 at 12:16pm PDT

Por otro lado, la madre subrogante también intenta mantener sus propios lazos y limitaciones con Kim. Reportó que no quiere que ella esté en la sala durante el parto. Y sería por la misma razón que Kim teme: que ella sea muy controladora, y evitar que intente manejar todas las situaciones durante el parto. 

A pesar de todas las obvias complicaciones que debe tener una relación como esa, hay que reconocer que han sabido llevar todo con bastante paz.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.