Lo veo lo leo y me lo creo

“Aquí hay un complot”: La madre de Paolo Guerrero acusó a Pizarro por dejar al ariete sin Mundial

Todo empezó en octubre de 2017. Perú debía enfrentar a Argentina de visita, con la obligación de rescatar puntos y su máximo goleador histórico -con 32 anotaciones-, Paolo Guerrero, tenía algo de gripe. Se tomó un te de coca en el Swissotel de Lima, sin saber el escándalo que estaba por desatar. Tras el 0-0 en La Bombonera, el control de doping tomó al “Depredador” y acabó con su sueño mundialista. 

Al jugador le encontraron un metabolito de la cocaína benzoilecgonina, lo cual está duramente sancionado por la FIFA y la Agencia Mundial Antidopaje, por lo que fue sancionado, en primera instancia, con un año de sanción. Pero Guerrero apeló Tribunal Arbitral del Deporte -conocido como TAS- y consiguió que se le redujera el castigo a 6 meses, dándole la posibilidad de asistir a la Copa del Mundo.

https://twitter.com/SeleccionPeru/status/996047325205356544

El goleador volvió a jugar en Flamengo, y este fin de semana incluso marcó un gol ante el Chapecoense. Es más, esta misma mañana, una comitiva fue hasta a Brasil para realizarle la fotografía oficial de cara al Mundial, ya que estaba considerado dentro de la lista de 25 de Gareca. “Estoy muy confiado porque soy inocente y no hice nada. Estoy muy confiado porque creo en la Justicia”, comentaba el “9” unas semanas antes del fallo.

Sin embargo, aún existe cierta precaución, dado que la AMA apelaría también ante el ente deportivo, para aumentar la sanción impuesta al goleador incaico, de 1 a 2 años. Y así fue.  “El CAS decidió aumentar la suspensión de sr. Guerrero de 6 a 14 meses, a partir de hoy, con el período de suspensión provisional de 6 meses que ya recibió el sr. Guerrero que se acredita contra el período total de inelegibilidad para ser notificado”, detallaba el comunicado que amargaba a todo el Perú. A todos, excepto a uno, según Petronila Gonzales, la progenitora del delantero. 

“Mi hijo está destrozado. Le están cortando las piernas porque hay otros intereses…Claudio Pizarro”, apuntaba sus dardos la acongojada madre, en comunicación con RPP instantes después de la noticia “Yo no soy tonta. Claudio y su papá pasan metidos en la federación. Aquí hay un complot”, exclamó.

AFP

“Yo les hecho la culpa a todos. El mismo Claudio lo dijo, sólo le falta el Mundial”, aseguró, en referencia a los deseos que había transparentado el ariete durante 2017, a pesar de sus ya 39 años. “Tengo la ilusión de volver a la Selección Peruana e ir al Mundial. No tendría problemas para nada de ser suplente. Cuando uno tienen un objetivo el trabajo que se hace es de todos”, dijo en junio del año pasado.

“Desde el Bayern Munich a mi hijo lo han perjudicado, el papá de Claudio Pizarro le dijo que se vaya a otro equipo”, confesó la mujer. Paolo y Claudio coincidieron en el elenco bávaro en 2002 y en 2006 Guerrero emigró al Hamburgo, mientras que Pizarro se fue un año después, al Chelsea. “Toda la vida mi hijo le ofreció la amistad a Claudio Pizarro…pero yo estaba muy resentida porque toda la vida el papá de Pizarro me dijo que su hijo era mejor que mi hijo”, acusó la progenitora.

“Paolo ha tenido una carrera intachable, es un chico que salió de abajo e hizo lo que quiso ser, lo que han hecho no tiene perdón de Dios. Este es el dolor más grande de mi vida, esto no se le hace a nadie”, exclamó con dolor la madre. “No hubo defensa de la FPF -la Federación Peruana-, si yo no me meto a hablar de ellos y los amenazaba, no hacían nada por mi hijo”, apuntó, yendo aún más lejos con sus acusaciones. Ahora el culpable no eran solamente Pizarro y su padre.

AFP

“¿Dónde se contamina Paolo? Estando con la Selección Peruana, sí. Y si se contaminó ahí en el hotel, ¿cómo van a seguir concentrando en el mismo hotel? Si ya malograron a un jugador. A la nutricionista la sacan para hacerse los locos y después la vuelven a meter”, detalló la mujer “Para mí ellos no han querido que Paolo vaya. Porque Paolo reclamó los sueldos de los chicos. Todo ha sido armado. Por eso fueron a tomarle la foto. Yo he estado llamando al presidente (Oviedo) y nunca me contestó. ¿Por qué? Porque él ya sabía”, sentenció, generando incertidumbre en el medio, cuando sólo quedan 30 días para la cita en Rusia.

“Yo llego mañana a Perú y voy a salir a hablar con todo. Esto es una injusticia, aquí hay una mano negra. A mi hijo no lo van a castigar así”, cerró con contundencia la dolida mujer. Cierto o no, la selección peruana tendrá que buscar un plan B y Pizarro, hoy delantero del Colonia y con 20 anotaciones por su país, se viene candidateando desde hace tiempo. Si no, serán Ruidíaz o Farfán, pero Gareca tendrá que decidir rápido si quiere apagar el incendio.

EFE

El fútbol, en tanto, llora a su gran ausente en la Copa del Mundo. Mientras que Paolo, con 14 meses de castigo y 34 años, tendrá que decidir si sigue en un deporte que tantos obstáculos le ha puesto.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.