Lo veo lo leo y me lo creo

Combatía las drogas y atendía su bar como todas las noches. Entonces, llegó la inevitable represalia

Existen barrios y sectores en todo el mundo que siempre viven bajo la amenaza de la delincuencia. Robos, tráfico de drogas, entre otros. A la orden del día e incluso contaminando la mente de los más pequeños en un constante espiral que sólo causa más pobreza y desamparo. Eso, hasta que personas se oponen e intentan salvar el lugar al que ellos llaman hogar.

Xico Canuto era muy querido en su barrio de Fortaleza, Brasil, pues era un comerciante que siempre luchaba contra el consumo de drogas. Tenía un bar, el Bicho Papão.

Siempre se sentaba en la entrada a esperar a los clientes.

LiveLeak
LiveLeak

Fue en ese momento, mientras entablaba una conversación con una de las trabajadoras, cuando un hombre apareció de la nada y le disparó en la cabeza tres veces.

Luego desapareció en la oscuridad de la noche sin poder ser identificado. Un sicario despiadado que no pensó dos veces antes de cometer su crimen.

La ambulancia no llegó a tiempo. Las heridas fueron fatales y nada se podría haber hecho.

Es por lo mismo que la policía ahora sospecha que fue una venganza de parte de los narcos, a quienes prácticamente les había declarado la guerra al oponerse contra el consumo de drogas.

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.