Lo veo lo leo y me lo creo

Compran un auto usado, cavan una tumba y lo entierran. Adentro, él se pudría con una gran sonrisa

Tener un último deseo antes de morir es completamente válido y común. Hay quienes piden compartir específicamente con alguien, otros dejan estipulado sus bienes y algunos planean su funeral. Esto último fue lo que hizo un hombre en China, que pidió algo especial como tumba.

Resulta que el anciano identificado por su apellido Qi, murió en su pueblo en la ciudad de Baoding en Hebei el lunes, pero antes de fallecer pidió que no lo enterraran en un ataúd como a todos, sino que en un automóvil, según consigna Kan Kan News.

¡¿Qué?!

Youku/Dragonfruit Media Studio

Así es. Y como su familia le tenía muchísimo cariño, hicieron todo lo posible por cumplir su deseo. 

Partieron localizando distintos autos hasta que al final se decidieron por un viejo Sonata Hyundai que compraron por un poco más de 1.500 dólares. Luego, pidieron que cavaran un hoyo más grande que el automóvil para que no hubiese problema al momento de enterrarlo y además le construyeran muros de cemento.

Youku/Dragonfruit Media Studio

Así, el martes, en pleno funeral, una excavadora levantó al vehículo por el aire y luego lo hizo descender a la gran tumba, frente a la mirada de todos los seres queridos de Qi, que rendían sus respetos al hombre.

Una vez que el auto -que aún mantenía su matrícula- estuvo seguro en la tumba, la excavadora comenzó a llenar el agujero con tierra, hasta taparlo.

Si bien para el resto del mundo es bastante sorprendente este tipo de entierro, en China es muy común, pues ellos suelen escoger “ataúdes” que representen su estatus social. En otras palabras, tener bienes materiales en la tierra les parece cuestión de dignidad y quieren lo mismo para cuando mueran.

Youku/Dragonfruit Media Studio

Por eso las familias de grandes ciudades como Shanghai, Beijing y Guangzhou gastan alrededor de 12 mil dólares en un funeral, de acuerdo a Shangai Daily.

Aquí puedes ver el extraño entierro:

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.