Lo veo lo leo y me lo creo

“Creo que es penal”: Marcelo reconoce que el polémico balón sí le dio en la mano. ¿Es hora del VAR?

Un peligroso 1-1 iluminaba el marcador del Santiago Bernabéu, cuando Kimmich la echó a correr por la banda derecha. El primer lapso estaba por acabar y los merengues, tal como en el duelo de ida, no hacían un buen partido. El alemán saca el centro y Marcelo, en un intento de contener la pelota, la intercepta con la mano derecha. La jugada sigue y Lewandowski busca, sin efecto, el arco de Navas.

“Si te digo que la pelota no tocó en mi mano sería un mentiroso”, comentaría el lateral brasileño después del partido que finalizó 2-2, clasificando a los Blancos a su tercera final consecutiva. Kimmich y James espetaron al arbitro Cuneyt Cakir, quien junto a sus asistentes, hizo vista gorda de una falta vista por todos.

“La pelota sí pegó en mi mano. Yo creo que debería haber sido penal, pero yo hace mucho que no hablo de los árbitros.”, analizó Marcelo, coincidiendo con la lectura general del escandaloso momento.Ellos muchas veces han fallado contra nosotros y yo no puedo hablar ahora si no lo he hecho cuando ellos han fallado en contra de nosotros”, cerró, adjudicándole la culpa a la terna turca.

Si bien en la cancha los reclamos no prosiguieron, fuera de ella dos emblemas del cuadro bávaro se pronunciaron al respecto. Jerome Boateng, quien se quedó al margen por una lesión en el aductor izquierdo -que incluso arriesga su participación en Rusia-, reclamó furiosamente a través de su Twitter.

¡¿No es penal?! Vamos… 😠

En la misma línea, el chileno Arturo Vidal mostró sin tapujos su rabia a través e Instagram y criticó en duros términos la determinación del turco.

Instagram/@kingarturo23oficial

El volante era el con más ansias esperaba este cruce, luego de que en la temporada anterior quedaran eliminados en cuartos. En dicha ocasión, una injusta expulsión contra el “23”, perjudicó a los bávaros, quienes perdieron 4-2 en el alargue. El ex Juventus incluso calentó el duelo tras conocerse las llaves de semifinales, pero una lesión en la rodilla derecha durante un entrenamiento lo dejó fuera del resto de la temporada.

Instagram/@kingarturo23oficial

La furia del chileno no se quedó ahí y tras el pitazo final, calificó a sus rivales de “ratones”. El elenco merengue mostró poco durante la eliminatoria ante los germanos y, tal como Ronaldo y un escándalo arbitral rescataron al Madrid frente a la Juve, Benzema y el juez turco le dieron una pequeña mano al bicampeón de Europa. Un error garrafal de Ulreich dejó aún más golpeados a los bávaros, quienes mostraron pinceladas de reacción tras el gol a los 62′ del ex madridista, James Rodríguez. Pero una actuación espectacular de Keylor Navas y un peso insuficiente en ofensiva, condenaron al Bayern.

Penal o no, el Real Madrid afrontará su tercera final consecutiva e intentará alcanzar un hito inédito al proclamarse tricampeón de Europa. En Kiev lo esperará probablemente el Liverpool, que en la ida le clavó un 5-2 a la Roma, pero los italianos ya mostraron qué pueden hacer en el Olímpico. Mientras, una pregunta ronda cada vez con más fuerza: ¿será la hora del VAR en las competiciones de la UEFA?

 

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.