Lo veo lo leo y me lo creo

Creyó que perdiendo peso encontraría al hombre de su vida. Su delgada figura le enseñó lo contrario

Generalmente tendemos a pensar que a las delgadas les va mejor en el amor que a las que tiene más curvas, eso creía Kelly Grover bloguera de talla grande. Se esforzó para perder peso y logró rebajar 67 kilos, con su nueva y más delgada figura creyó que podría encontrar a un hombre, pero se llevó un sorpresa en el camino.

La mujer pasó de pesar 152 kilos a llegar a los 85 kilos, en el sitio Mamamia reveló que con la perdida de peso esperaba encontrar más posibilidades de citas y de encontrar un amor real.

“Una parte de mí estaba esperando una vida como de película romántica con una cita tras otra, pero nada de eso ha pasado”.

Kelly Grover, Mamamia.

Kelly Glover/ Facebook

Confesó que cuando tenía un poco más de curvas constantemente se le acercaban hombres para invitarla a salir, “cuando vivía en Hollywood, los hombres literalmente me perseguían por la calle solo para hablar conmigo”, dijo.

Ahora que está más delgada ha notado una gran diferencia en la forma que los hombres la perciben, “¿no se supone que ser delgada es mejor?”, se preguntaba. Hasta que finalmente dio con la razón de su nuevo “estado” amoroso.

Kelly Glover/ Facebook

Decidió preguntarle a un amigo qué era lo que sucedía, lo que él dijo le caló hondo. Le consultó por mensajería instantánea y esta fue la respuesta que recibió:

“Quiero preguntarte algo porque eres hombre y porque sé que dirás la verdad”, partió la conversación, después ella agregó que ahora nadie quiere salir con ella.

“¿Por qué dices que nadie quiere salir contigo?”, respondió.

Kelly explicó: “bueno, nadie me sigue por la calle, me grita por la ventana del carro, ni se me acercan en la calle, supermercado, etc”.

El chico le explicó una inquietante realidad: “Los hombres sienten más confianza al hablarle a chicas gordas, sienten que hay menos posibilidades de rechazo, por eso son más atrevidos”.

Kelly Glover/ Facebook

Kelly respondió diciendo que el que los hombres crean que las mujeres curvilíneas son “más fáciles” no es más que un mito y una tontería.

“Como una chica gorda de casi cuarenta años, puedo confirmar que eso es una completa basura, ¿crees que las chicas gordas son fáciles? Continúa y trata de persuadir a una chica grande de que realmente te gusta y ver cómo te funciona. Buena suerte con eso, ir tras  una chica gorda no es un sprint, ¡es una maldita maratón! “.

Kelly Grover, Mamamia.

Kelly asegura que su seguridad y autoestima no dependen de la opinión de un hombre, que se siente bella y con seguridad, pero que sí quiere encontrar el amor.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.