Lo veo lo leo y me lo creo

Delincuentes apalearon a mujer hasta matarla. Le arrebataron la vida sólo para robarle el celular

Rumbo al departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, lugar en donde realizaba aseo, Margarita Ancacoy fue interceptada por cinco sujetos, quienes tras golpearla fuertemente, hicieron que cayera al suelo de forma instantánea. Entre gritos y movimientos desesperados, la mujer de 40 años intentó pedir ayuda y librarse de la fuerza que le impedía ponerse de pie, sin embargo nadie salió a auxiliarla pese al volumen de los alaridos.

En la oscuridad de la madrugada de este lunes y cuando eran las 05:30 de la mañana, Margarita fue apaleada en la cabeza en innumerables ocasiones hasta morir a raíz de la gravedad de las lesiones. Nadie sabe cuántos fueron los segundos o minutos en que la mujer estuvo agonizando en la calle, ya que los vecinos del Barrio República, en Santiago de Chile, sólo salieron cuando notaron presencia policial.

Ayer, Margarita no alcanzó a llegar a su trabajo. Pese a que en ocasiones anteriores había manifestado su preocupación por entrar tan temprano, autoridades del establecimiento universitario no modificaron el horario de ingreso y aguardaron a que ocurriera un hecho que les probara que debían hacer algo al respecto.

“Ella decía que estábamos arriesgando nuestras vidas por llegar a esa hora, entramos a las 5 de la mañana”, esgrimió Elena Cádiz, compañera de Margarita, quien fue testigo de la ferviente preocupación que sentía la víctima cada vez que emprendía rumbo a su trabajo. 

Margarita Ancacoy

El despiadado asesinato no responde a un ajuste de cuentas, ni a un crimen pasional. Margarita fue asesinada por cinco hombres que sólo querían robarles sus pertenencias. Cuando personal uniformado llegó hasta el lugar en donde yacían los restos de la mujer, fueron advertidos por la ausencia de su bolsa (cartera) y teléfono celular, elementos que habrían incentivado a los delincuentes a arrebatarle la vida a una ciudadana inocente.

De acuerdo al relato de los vecinos que escucharon los gritos de la víctima, los delincuentes forman parte de una banda delictual que coexiste en el sector y la cual se dedica al robo con violencia en perjuicio de transeúntes vulnerables: mujeres y ancianos. En las horas posteriores al hecho, Carabineros detuvo a cuatro de los presuntos implicados del asesinato, quienes no superan los 20 años de edad. 

“No es casualidad que sea mujer”

Autoridades de la casa de estudios en la que Margarita trabajaba, decretaron duelo universitario por tres días y esgrimieron que harán que los esfuerzos policiales sean reforzados para que el resto de los autores del crimen sean detenidos y posteriormente castigados con todo el peso de la ley. 

“Expresamos nuestras sinceras condolencias a su familia, en especial a su esposo e hijo, así como a sus compañeras y compañeros de trabajo, por este trágico desenlace que enluta al Departamento de Ingeniería Industrial, a la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas y a la Universidad de Chile. Nuestra Universidad hará todas las gestiones que sean necesarias para que se identifique y castigue a los autores de este crimen, haciéndose parte de la correspondiente acción penal”, reza parte del comunicado exhibido hoy desde la institución.

Carabineros de Chile

Las reacciones por parte de los movimientos feministas en Chile, que se han apoderado de la agenda nacional en los últimos meses, también se hicieron escuchar. El colectivo feminista de la Universidad de Chile, a través de una de sus voceras, se refirió a los hechos de violencia que han afectado a decenas de mujeres en los últimos meses en Chile y aseguró que Margarita sea mujer no es mera casualidad. 

Las estudiantes y todos aquellos que conocieron a Margarita, llevaron a cabo un minuto de silencio por ella y posteriormente realizaron una velatón que conmemoró su vida. Ancacoy hoy se suma a la lista de mujeres golpeadas, maltratadas y asesinadas por parte de quienes siguen utilizando el ventajoso puesto que durante años la sociedad les otorgó. 

Gran parte de los asaltos, robos, crímenes y hechos de violencia que son perpetrados en Chile y Latinoamérica, tienen a mujeres como víctimas. La tónica parece ser siempre la misma: un grupo numeroso de hombres (o incluso basta con uno) aprovechan la posición que les han entregado siglos de patriarcado y actúan en manada, imposibilitando la defensa de la víctima. 

Hoy son cientos y miles los usuarios que han manifestado su repudio por un nuevo crimen que afecta nuevamente a las mujeres. De la misma forma, han exteriorizado sus críticas al demandante horario que debía cumplir Margarita, el cual fue criticado por la misma víctima en los meses anteriores a su deceso, según sus compañeras.

“Por ti Margarita, ¡vivas nos queremos!”.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.