Lo veo lo leo y me lo creo

Escalofriante práctica que se lleva a cabo en las mujeres de Tanzania. Nunca podrán sentir placer

Por más que nos parezca una práctica arcaica, totalmente aberrante y peligrosa, la ablación femenina se sigue practicando en algunas regiones del mundo, por lo general ocurren con casi nulas medidas de higiene y seguridad, con instrumentos oxidados y sin ninguna supervisión médica. La ablación se traduce como la mutilación de los genitales femeninos, esta práctica puede incluir tanto los labios menores como también el clítoris.

“Te vamos a mutilar para que puedas conseguir marido”, fue lo que sus padres le dijeron sus padres a Janeth Ropi de 12 años. La muchacha se asustó y lloró todo el día, pero en vez de sentirse conmovidos, los padres de la niña pusieron a uno de sus hermanos como vigilante para que no huyera del ritual. Fue así como perdió para siempre su clítoris.

Flavia Olivia Farraces

Según el coordinador de Nafgem (Network Against Female Genital Mutilation), Francis Selasini, las razones que tienes los papás para practicar la ablación a sus hijas son tan variados como inhumanas, los motivos van desde preservar las castidad, evitar “infecciones” hasta conseguir una buena dote para salir de la pobreza.

“Mis padres querían mutilarme y casarme porque necesitaban una vaca”, fue el crudo relato de Nagalal Territho, una joven de 22 años que huyó de casa para no tener que afrontar la ablación.

Comúnmente en Tanzania las mujeres son vistas como seres inferiores y también como una moneda de cambio, como un medio para conseguir dinero fácil. Lo más terrible es que son los mismos padres quienes “venden” a sus hijas.

Flavia Olivia Farraces

La psicóloga de Nafgem, Beatha Lyamuya, explica que esta horrible práctica deja grandes consecuencias en las niñas que la sufren y no solo físicas, una de las más frecuentes es la perdida de confianza en los progenitores. Por esa razón es de suma importancia hacer un trabajo con los perpetradores para que puedan entender lo que está mal.  “Al principio los padres no comprenden que hayan hecho algo mal, pero cuando hablamos con ellos la mayoría termina disculpándose con sus hijas”, relató la especialista.

Tal como Negalal, son varios las chicas que deciden huir de este ritual, razón por la que se ha comenzado a realizar la ablación cada vez a una edad más temprana, practicándose inclusive en recién nacidas.

Flavia Olivia Farraces

ONG’s como la Nafgem, trabajan para abolir esta práctica, pero aún cuando sea ilegal en el país, sigue haciéndose de forma ilegal, por lo que resulta muy difícil combatir esta situación.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.