Lo veo lo leo y me lo creo

Esta atleta celebró pensando que había conseguido una medalla, pero la carrera aún no terminaba

Lonah Chemtai Salpeter es toda una revelación el atletismo de Israel. Quien llegara desde Kenia como la niñera de un diplomático israelí y se nacionalizara el 2016, sorprendió al mundo hace unos días cuando alzó la primera medalla de oro en un Campeonato de Europa para su país, tras conquistar los 10 mil metros planos.

El domingo pasado fue por su segunda y, hasta la penúltima vuelta, lo estaba consiguiendo. La atleta corría codo a codo con la holandesa Sifan Hassan, quien iba primera, y al momento de cruzar la meta empezó a celebrar otra histórica presea, la de plata. Sin embargo, la carrera aún no se acababa. 

“¿Qué ocurre?, ¿por qué se detiene? No lo puedo creer…”, relataban en la cadena israelí Sport 5, desconcertados ante lo que hacía Salpeter. La corredora, viéndose vencedora, celebró sonriendo con las manos en alto, pero luego notó que el resto seguía, con la primera alejándose cada vez más de ella. 

AP

Emprendió el rumbo de nuevo, pero ya era demasiado tarde y el tiempo que había perdido terminó por ser crucial. La británica Eilish McCongan la superó unos metros después y, cuando ya se acababa la carrera y la israelita se quedaba, al menos, con la medalla de bronce, fue superada por la turca Yasemin Can. Salpeter, extenuada y destrozada por el error que acababa de cometer, cruzó la meta en el cuarto lugar y se dejó caer. Había perdido la medalla.

“¿Qué puedo hacer? No se puede volver atrás”, comentó, ya más tranquila, en una transmisión por redes sociales. “Estoy contenta por poder aprender de este error, e intentaré estar más despierta la próxima vez”, sostuvo la atleta, quien es entrenada por su esposo -por el cual tiene la nacionalidad-.

AP

“No hay que olvidar que Lonah lleva poco tiempo corriendo al más alto nivel. Ella se ha caído, pero sabe cómo levantarse“, manifestó el presidente de la Federación israelí de atletismo, Ami Baran. En los Mundiales de Doha, en 2019, Salpeter tendrá su revancha. 

 

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.