Lo veo lo leo y me lo creo

Esta elefanta traumatizada por los humanos no podía ni dormir. Hizo una nueva amiga y su vida cambió

Esta historia te demostrará por qué no debes participar de las atracciones que involucran animales salvajes. Baan yen, una elefanta de 50 años, vive perseguida por su pasado. Después de ser rescatada de un campo para paseos en elefantes donde pasó 20 años, no podía dormir a causa de los abusos que sufrió.

Baan llevaba una semana entera despierta cuando sus rescatadores la llevaron a su nuevo hogar, el Santuario de Elefantes de Phuket en Tailandia.

Estaba tan débil, que le tuvieron que dar suero para ayudarla a recuperar fuerzas.

La gente del centro cree que el origen del dolor de Baan Yen es el recuerdo de ser forzada a aparearse con un elefante hace años atrás, de donde salió lastimada.

Ésta puede ser la razón por la cual ella le temía a los demás elefantes del santuario, pues tenía malos recuerdos tanto de las personas como de su propia especie.

“Nos dijeron que ella había dejado de acostarse y estaba muy cansada. Junto a la ayuda veterinaria, hemos pasado mucho tiempo hablando con ella y haciéndola sentir segura, porque luce muy deprimida. Le estamos dando todo lo que necesita para que comprenda de a poco que tendrá una mejor vida con nosotros”

Santuario de Elefantes de Phuket

Lo que pintaba muy mal, comenzó a cambiar de lentamente cuando Baan comenzó a conocer otros elefantes rescatados.

Se dio cuenta que se encontraba entre amigos.

Dok Gaew, otra elefanta anciana y cansada del Santuario, se acercó a Baan Yen tratando de tocar sus trompas.

“Lo que es tan hermoso de estas fotos es que la nuestro elefante más agotado, Dok Gaew, está consolando a una profundamente deprimida Baan Yen. Nos quedamos quietos mirando este momento tan especial mientras comprendíamos que Dok Gaew le estaba diciendo que todo estará bien”.

Para Navidad, Baan parecía sentirse mucho mejor.

“No podríamos haber pedido un mejor regalo que ver a Baan Yen empezando a mejorar. Está pasando sus días libres en la parte más alta de nuestro bosque en la compañía de Gaew Ta, nuestra elefanta ciega”

Parece que Baan Yen ya está empezando a dejar su pasado atrás

Los elefantes puede experimentar muchos emociones, entre las que se incluye la tristeza, la depresión y el luto. Son compasivos y expresan amor, alegría, felicidad y comprenden mucho a los de su especie. Son animales muy increíbles de los cuales aún hay mucho que aprender.

Puedes ver el video de su historia aquí:

Recuerda que si quieres estar en contacto con animales en tus viajes, intenta participar siendo de ayuda en santuarios y centros de rehabilitación. No participes en atracciones que buscan el entretenimiento del hombre a costa del sufrimiento de otras especies.

 

Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.