Lo veo lo leo y me lo creo

Esta es la historia de la “niña más gorda del mundo”. Perdió más de 100 kilos y luce irreconocible

Ser conocido como laniña más gorda” en el mundo no puede ser bueno para su autoestima. Pero con ese apodo Jessica Leonard de tan solo 8 años tuvo que sobrevivir durante su infancia, tal como admitió en su entrevista con el programa “Inside Edition” hace varios años. La obesidad mórbida que la joven sufría, ya estaba comenzando a deteriorar sus huesos.

Para que Jessica lograra recorrer la casa, necesitaba la ayuda de sus cercanos. La autonomía la había perdido y debido a aquello la madre de la niña de 8 años que pesaba 190 kilos.

YouTube Palomita Blanca

Si bien la muchacha se llamaba Jessica, sus compañeros de clase jamás la llamaban así, sino que “Jessica la gorda” o simplemente “gorda”. Frente a esto, poco y nada podía hacer la niña de ocho años. No obstante, su vida estaba en riesgo y había que hacer algo.

Jessica comía constantemente. Sus piernas ya no podían sostener su masivo cuerpo. A pesar de que ella se sentía terrible sobre cómo se veía por su peso, no sabía cómo detener el eterno ciclo de comer, mientras daba una y otra mordida.

YouTube Palomita Blanca

El campamento de obesidad al que la llevó su madre ayudó de algo pero las malas costumbres que mantenía en el hogar en donde su progenitora la alimentaba cada vez que la niña lo pedía, no harían un progreso.

Debido a que la pequeña ya estaba experimentando problemas para respirar, el Servicio de Protección Infantil decidió sacarla de su casa y la enviaron a la Clínica de Obesidad en Virginia, de acuerdo a American Web Media.

Luego de un mes de trabajo intenso con la niña, recién pudo volver a casa. Las nuevas habilidades que aprendió en la clínica permitieron que los progresos se comenzaran a notar. La grasa de su cuerpo comenzó a derretirse y empezó a perder libras. Ahora se sentía mejor, más sana y más feliz.

YouTube Palomita Blanca

Como se puede ver en las imágenes el cambio de Jessica ha sido más que notorio. No obstante, aún le queda camino por recorrer para alcanzar su peso ideal y encontrarse con una buena salud.

La obesidad infantil es un tema serio del cual todos deberíamos estar preocupados. Jessica es el más claro ejemplo de lo peligroso que esto puede ser.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.