Lo veo lo leo y me lo creo

Este bebé perdió todas sus extremidades. Su nueva condición no lo desanima y le sonríe a la vida

Este niño de solo 2 años, se ha convertido en toda una inspiración para sus padres y para miles de personas que han conocido su historia. EL pequeño Finley Amos, fue diagnosticado con meningitis y septicemia durante el mes de junio, sus padres, Matt y Sarah estaban horrorizados con el diagnostico.

Caters

La meningitis es una infección bacteriana grave que afecta a las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, mientras que la septicemia se manifiesta como consecuencia de una infección grave, sus consecuencias son mal funcionamiento de los órganos y un flujo de sangre inadecuado a ciertas partes del cuerpo.

Caters

Los médicos le dijeron a los padres que para mantener a Fin con vida, debían amputarle los deditos de las manos y de los pies.

“Estábamos absolutamente destrozados cuando entró a pabellón para ser amputado”.

Matt Amos, Mirror.

Caters

Cuando volvió de la operación, sus padres se encontraban con él en la habitación y no pudieron evitar llorar mientras el niño aún se encontraba sedado. Pero en ese momento, el pequeño despertó y le dio una nuevo motivación a sus padres.

“Tomé la sábana de su cama y me eché a llorar, pero él se despertó y me miró con una sonrisa, y en ese momento pensé que si él podía sonreír, entonces también nosotros”.

Matt Amos, Mirror.

Caters

Finley estuvo 13 días en cuidados intensivos para luego ser dado de alta y ahora está aprendiendo a moverse de nuevo, aunque el pequeño sigue sin perder la sonrisa y se ve feliz.

Caters

¡Qué niño más valiente y fuerte! Fin, eres un ejemplo a seguir para todos nosotros.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.