Lo veo lo leo y me lo creo

Este pequeño no alcanzaba las puertas del refrigerador. Luego, su mascota viene al rescate

Tener hambre es una de esas cosas que nos descontrolan. Nos empieza a sonar el estómago y la urgencia nos lleva a cometer las locuras más grandes, no vemos nada ni nadie, y si alguien te impide llegar a tu delicioso plato de comida somos capaces de hacerlos pedazos. Está en nuestra naturaleza, qué se le va a hacer.

Es por esto que nos encontramos con tantos recuentos de historias, fotos, noticias y videos de personas que hacen cosas muy extrañas o simplemente chifladas por tener demasiada hambre. 

Es que nos baja lo animal, y se nos olvida todo.

Se nota que este problema nos aflige desde la infancia con este video, donde un niño muere de desesperación por abrir el refrigerador y sacar la comida. 

El tema es que el refrigerador es demasiado grande, y el niño demasiado pequeño. El problema logístico se ve a kilómetros, y es por lo mismo que decidieron grabarlo. El niño también se da cuenta del problema y encontró la solución en lo que tenía más cerca.

Se subió encima de su perro Basset Hound, y lo usó como taburete para alcanzar las barras del refrigerador.

A pesar de la ayuda de su fiel amigo, al niño le costó bastante abrirlo, y el pobre perro tuvo que mantener la incómoda posición por una buena cantidad de tiempo. 

Captura del video.

Sin mencionar que además el niño se subió en el peor lugar que se le pudo ocurrir, porque se está balanceando en el cuello del perro. 

Una vez que el niño logra su cometido, el perro se aburre de ser utilizado tan miserablemente y decide que ya es suficiente. Entonces simplemente se pone a caminar hasta que el niño queda colgando del refrigerador. 

Captura del video.

La situación en realidad es muy cómica, aunque algunas personas se demostraron algo preocupadas por la seguridad del niño. ¿Y si se hubiese caído al suelo?

Pero bueno, todo resulta a la perfección, y el video resultante es adorable tanto por el niño como por el perro.

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “http://connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&version=v2.3”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

Posted by Rob Herbert on Wednesday, June 14, 2017

Es que la mezcla entre niños y animales nunca falla en quitarte que sea una sonrisa. 

 

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.