Loading...

Estos Son Los 3 Motivos Por Los Que Hay Perros Que Se Tiran Sobre Los Coches

La escena es muy común: a medida que se acerca un coche, el perro empieza a ponerse en tensión y cuando está a la altura, ¡zas! se tira a morder ¡incluso los neumáticos! Y otros son capaces de correr tras el coche como si hiciera carreras… ¿A qué es debido este comportamiento?

perros que se tiran a los coches

Desde luego, es un comportamiento peligroso, porque puede provocar el atropello del animal o incluso un accidente al coche, de ahí que sea importante saber qué motivos lleva a un perro a exaltarse tanto e incluso “atacar” al coche que pase a su lado:

  • Instinto de guarda: ciertas razas, como puede ser el Collie, llevan en su ADN reunir a los miembros del “rebaño”. Ese instinto de querer agrupar lleva a que quiera hacer lo mismo con los coches que pasan. Su instinto le lleva a decir: ¡ey!, ¡cuidado que se te escapa! Y reacciona intentando redirigir ese coche hacia donde él cree que debe estar.
  • Instinto de supervivencia: el miedo a algo tan grande que pasa próximo al animal hace que el perro desate su instinto de defensa. Si el perro piensa que el coche puede ser una amenaza para él, mejor adelantarse con un ataque agresivo para hacerlo huir. Bueno, parece ser que funciona, por lo que cada vez que ataca al coche, esta conducta se refuerza porque, de hecho, el coche huye a ojos de él.
  • Instinto de presa: parecido al anterior, hay perros que tienen el instinto de presa muy desarrollado, y todo lo que cruce delante de él, sea coche, bici o persona corriendo, tiende a perseguirlo. Como el objetivo acaba yéndose, para el perro es un triunfo, y por tanto se vuelve a reforzar este comportamiento.

¿Cómo cambiar esta conducta? Hablamos de instinto, algo que difícilmente se puede cambiar, pero sí podemos “abrir los ojos” al perro con mucha paciencia y es de la siguiente forma: hay que coger el coche, a poder ser diferentes modelos, pasar por delante del perro y cuando vaya a lanzarse parar en seco el coche, bajar del coche y ordenar que se siente. Darle un premio por sentarse.

Repite esta conducta varias veces para que sea efectiva.

Hay personas que llevan un spray con agua y siempre que el perro actúa así, le lanzan agua (estímulo desagradable) para inhibir la conducta.

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.