Lo veo lo leo y me lo creo

Fotógrafo capturó la terrorífica ciudad escondida entre antenas a solo algunos pasos de Chernobyl

Una serie de misteriosas y fascinantes fotografías revelaron los restos de una ciudad oculta ubicada en la ciudad de Chernobyl. El lugar, que fue abandonado hace 30 años, justo después de la catástrofe nuclear, tiene sus ruinas ubicadas muy cerca de un grupo de antenas que componían el sistema de radares llamado Duga-3, que funcionó desde 1976 hasta 1989.

Roman Robroek

En cuanto a las fotos fueron tomadas durante el año pasado por Roman Robroek, de 30 años, y revelan cómo era la vida a la sombra de estas enormes estructuras.

Roman Robroek

Aún no se ha revelado al público cuál era el objetivo del sistema de antenas, pero mientras éstas funcionaban, emitían una señal extremadamente poderosa que era capaz de perturbar transmisiones e intentos de comunicación a lo largo de todo el mundo.

Roman Robroek

El fotógrafo, nacido en Holanda, dijo:

“Decidí hacer un viaje a Ucrania para poder ver las antes de Duga 3 por mí mismo, y quedé impresionado cuando descubrí que había una ciudad que las rodeaba.

Era muy impresionante ver esas antenas, y estoy feliz de que el sistema aún se mantenga.

Roman Robroek

La ciudad escondida alrededor de las antenas tiene todo lo que los residentes necesitaban: incluyendo gimnasios, escuelas, un cine, una compañía de bomberos y más.

Mientras funcionaron, se suponía que las antenas eran un secreto, así que plantaron árboles cerca para esconderlas.

Hay un montón de misterios y teorías que conectan al Duga 3 con el desastre de Chernobyl. Una de ellas es que el desastre fue causado intencionalmente por un experimento en un intento de tapar el hecho de que las antenas no funcionaban.

Roman Robroek

No pude encontrar nada de información sobre qué sucedió ahí en los edificios en ruinas. La evidencia fue removida, y una cantidad importante de los edificios fueron desmantelados.

Creo que es fascinante y misterioso, y me encantaría volver“.

El desastre de Chernobyl, ocurrido en abril de 1986, fue la mayor catástrofe nuclear de la historia. Murieron 31 personas inmediatamente, pero un número aún indeterminado murió y vio sus vidas y las de sus descendientes afectadas por los efectos a largo y corto plazo de la radiación.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.