Lo veo lo leo y me lo creo

Graban a hombre que deja a su hija de 2 años en una tumba. Al otro día, lo ven en el mismo lugar

La muerte es un tema difícil de tratar. Si bien muchos tenemos ciertos pensamientos o creencias frente a este hecho irremediable, cuando nos enfrentamos a ella, todo se derrumba y todos nuestros argumentos se derrumban. Sin embargo, un padre de China ha tomado una extraña costumbre cuando le informaron que su hija padecía de una enfermedad mortal. Llevarla a una tumba todos los días.

Zhang Liyong es un agricultor de Sichuan, China que ha gastado todos sus ahorros en el tratamiento de su hija de dos años que nació con un extraño desorden en su sangre.

Pese a los esfuerzos que han realizado los médicos, los especialistas le han dicho a la familia que la niña no tendrá una larga vida, por lo que el padre decidió hacer una tumba y llevarla allí todos los días para que se acostumbre a su pronto destino sepulcral.

Asian Wire

Zhang Xinlei es el nombre de la niña de dos años que  fue diagnosticada de Talasemia congénita cuando solo tenía dos meses de edad. Sus padres han estado luchando para tratarla desde aquel entonces y han desembolsado la suma de 20 mil dólares.

Sin embargo, el trabajo de Zhang Liyong que trabaja junto a su esposa, solo aporta 366 dólares al mes, una cantidad insuficiente para el tratamiento de la pequeña.

En una entrevista con Metro Liyong se refirió a este terrible tema.

“Pedimos dinero prestado a muchos, pero ya no están dispuestos a prestarnos más”.

-Zhang Liyong

Asian Wire

La desesperación de los padres es tanta que, debido a que su sangre no es compatible con la de su hija, decidieron tener otro hijo para que este, en caso de que sean compatibles, haga la operación.

Aún si este hijo naciera y la sangre fuera compatible con la pequeña de 2 años, el costo de la operación sería tan alto que tampoco podrían pagarlo.

Debido a todo esto, el señor Liyong decidió cavar una tumba en su granja para enterrar a su hija. Este hecho a tocado el corazón de todos los habitantes del país.

“Yo solo puedo llegar a esto. La traigo a jugar todos los días. Aquí es donde descansará en paz. Todo lo que puedo hacer es acompañarla todos los días” – Zhang Liyong.

Si bien no podemos emitir un juicio de opinión sobre el extraño acto que ha realizado el padre al llevar a jugar todos los días a su hija en su futura tumba, debemos considerar el estado de desesperación en el cual se encuentran ambos padres en donde la vida de su hija se acorta día a día y al único acto que pueden hacer por ella, es cavar una tumba.

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.