Lo veo lo leo y me lo creo

Guardaba 350 mil imágenes de pornografía infantil. Colegas lo descubrieron al jugarle una broma

Un hombre -que ha preferido mantener el anonimato- trabajaba junto a Chad Everett Robison, de 36 años, en la Iglesia Presbiteriana Seven Rivers de Florida, Estados Unidos. Junto a otros colegas idearon una broma para hacerle al introvertido director de su coro y en él recayó la responsabilidad de “robar” su computadora portátil por un rato.

Sin embargo, no se pudo reír mucho tiempo. Con sólo un par de clics descubrió lo que la policía contabilizó eventualmente como más de 350.000 imágenes de pornografía infantil.

La policía informó a los medios a través de una conferencia en Facebook que, para nuestro general asco, eso no era lo único:

“Tenemos además videos de Robison teniendo sexo virtual con una mujer menor de edad que no es de la localidad y otros donde trata de que niñas le muestren sus senos mientras se masturba en amada. El acusado además grabó videos de mujeres en el baño de su casa.

Aún no hemos identificado a esas víctimas, pero los cargos serán agregados mientras analizamos la evidencia”.

Aseguraron que consideraban a Robison un peligro para la sociedad. Su fianza es la nada accesible suma de $26.000 dólares.

Lo único que la defensa ha logrado apelar es que hubo una invasión a la privacidad de Robison, aunque en este caso la corte, el público y el sentido común están de acuerdo en que fue un hecho muy afortunado.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.