Lo veo lo leo y me lo creo

Héroe que llevó a su nieta al altar le habló al caminar: “Estoy orgulloso de vivir para ver esto”

Bronislaw Karwowski, de 94 años, se puso su ropa militar, adornada con medallas y corrió hasta la iglesia en Bialystok, Polonia. Estaba listo para llevar a su nieta, Joanna Sema, hacia al altar. La acompañó, le susurró al oído y se emocionó con su boda. Fue un gran día.

Sin embargo, tan solo dos días después, murió. Múltiples homenajes se levantaron en torno al “héroe nacional”. Pero sin duda el más emotivo fue el de Joanna, quien además reveló las tiernas palabras que su abuelo le dedicó mientras caminaban por la iglesia.

CEN

La joven de 30 años contó que comenzó a llorar cuando él se volteó a mirarla y le dijo: “Estaba esperando este momento y estoy orgulloso de haber vivido para verlo”, según informó el portal Daily Mail.

También dijo que a pesar de su frágil estado en los últimos días -incluso antes de la boda- vio encantado fotos de la boda que se habían hecho virales en las redes sociales y que se habían publicado en los medios. “¡Estamos en Facebook!”, exclamó emocionado al enterarse.

CEN

Joanna es enfermera profesional y, justo antes de su muerte, le prometió que no lo dejaría morir en el hospital, por lo que se quedó con él en casa. “Me despedí de él y dijo que estaba tan orgulloso de que se hubiera dado a conocer la noticia de que él me acompañó el día de mi boda”, dijo.

Y Joanna también está feliz y sorprendida con lo que ocurrió con su historia. Cree que al ser tan escuchada, “su memoria sigue viva” . “Estoy tan feliz de que el recuerdo de él siga vivo y todos puedan verlo de la forma en que lo hice, como una persona increíble y un abuelo querido”, afirmó.

Bronislaw estaba débil. Hace cuatro años le pusieron un marcapasos y le dijo a Joanna que debía casarse rápido, porque “tenía una fecha de vencimiento”.

CEN

Pero el amor por su querida nieta fue más grande que sus grandes dolencias y no permitió que le lo dejaran en cama, sin poder cumplir con su deber familiar.

La ceremonia fue más que conmovedora. Mientras Bronislaw y Joanna caminaban por el pasillo, el novio se mordió el labio en un intento de evitar llorar. Después le agradeció al “héroe” por traer a su novia, plantándole besos a cada uno en sus mejillas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Bronislaw fue capturado por los nazis, pero logró escapar de la sede de la Gestapo en Lomza, en el noreste de Polonia. En 1948, fue arrestado nuevamente, durante el período comunista, y fue sentenciado a diez años tras las rejas.

CEN

Por sus esfuerzos en la lucha por su país, fue galardonado con la Cruz de Caballero de la Orden del Renacimiento de Polonia, así como muchos otros honores.

Y su nieta ha revelado cómo él también era un héroe en casa, representando la figura paterna para ella durante toda su vida.

Mira el video del momento:

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.