Lo veo lo leo y me lo creo

KFC creó una peculiar versión de su “Zinger” y ahora lo vende. El ingrediente no es de este mundo

La compañía de comida rápida KFC se ha involucrado en las últimas semanas en un interesante proyecto para apoyar la investigación espacial y el desarrollo del trabajo que realizan diferentes compañías por seguir creando tecnología capaz de llevarnos al espacio. Debido a ello, KFC envió una Zinger al espacio con la idea de que flotara cuatro días en el universo y viajara a lo largo del espacio.

En honor a este hecho, KFC consiguió un meteorito y decidió convertirlo en una Zinger… aunque una que claramente no es comestible.

No queda claro si todo es una gran broma o no, pero la imagen la publicaron en su Twitter con un mensaje que hacía alusión a una supuesta pareja vegana que había comprado esta escultura creada en honor al sándwich espacial.

“A la pareja vegana que compró nuestro sándwich espacial: tomaron la decisión correcta, nuestra Zinger meteorito está preparada con ingredientes 100% veganos. Felicidades”.

Lo creas o no, estas personas compraron la Zinger meteorito por $20.000 dólares, así que probablemente les gusta mucho KFC… algo un poco extraño si se toma en cuenta que no comen nada que provenga de animales.

Según FoodBeast la intriga queda explicada al mirar el pasado de la pareja, pues al parecer el esposo solía ser fanático de la cadena de comida rápida cuando aún comía carne.

¿Quizás quería algo más tangible para recordar su decisión de no consumir productos derivados de animales? Es, por decirlo menos, bastante curioso.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.