Lo veo lo leo y me lo creo

La carta de esta mujer a todas las madres se hizo viral. Contó lo que nadie se atrevía a decir

Cameron Poynter, como muchas mamás, sintió que no podía más con el peso del mundo. Hacer las compras, lavar la ropa, cuidar a sus hijos, atender citas médicas. Parecían un millón de cosas imposibles de lograr. Estaba tan cansada emocionalmente, y sabía que no podía ser la única que se sintiera así.

Entonces decidió descargar toda su frustración en un simple pero poderoso post en su cuenta de Facebook.

“Soy la cuidadora…de horarios, de información, de soluciones, de la paz,” decía el comienzo de su post.

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = “http://connect.facebook.net/en_US/sdk.js#xfbml=1&version=v2.10”; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

I am the keeper.I am the keeper of schedules. Of practices, games, and lessons. Of projects, parties, and dinners. Of…

Posted by Lucky Orange Pants on Monday, September 18, 2017

“La mayoría del tiempo, el peso de estas cosas se parece a los elementos de más arriba de la tabla periódica- más livianos que el aire, entregándome un falso sentido de propósito. Pero a veces el peso de las cosas me tira más abajo de la superficie hasta que estoy pateando y luchando para romper la superficie y volver a respirar“.

Lo que Poynter dijo es demasiado real. La labor emocional de una mujer es un concepto muy cercano a toda madre. Absorben el estrés de otros y deben constantemente lidiar con los sentimientos de otras personas.

Istock

Esto es distinto a la división de trabajo. No se trata de sacar la basura o lavar los platos. Es de cosas que tienen un peso mental. “Históricamente las mujeres son las principales cuidadoras de niños y ahora son la mitad de las personas trabajadoras.  La cultura se demora mucho más en ajustarse que eso”.

El mensaje de Poynter es inspirador y quizás algo en lo que más gente debiera pensar.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.