Lo veo lo leo y me lo creo

La carta póstuma del presidente de Santos que incrimina a Neymar por su paso al Barcelona

En medio del mar de rumores que rodea a Neymar y su eventual traspaso al Real Madrid, un documento, inesperado para el atacante tal vez, podría desatar otro escándalo para el actual jugador del PSG. Se trata de la carta del ex presidente del Santos, Luis Alvaro de Oliveira Ribeiro, quien reveló ciertos detalles de la negociación entre el Barcelona y el “peixe”. Y no son para nada favorecedores. 

La misiva, publicada por el periódico brasileño “Folha de Pernambuco”, fue redactada el 15 de marzo del 2016, sólo 5 meses antes de que, el 16 de agosto, falleciera el dirigente. Y en sólo 2 páginas devela el indebido actuar de Ney y su padre.

Perform Group

En 2014, Neymar da Silva, padre y representante del ex Barcelona, admitió que, en favor de la posterior negociación para sellar su salida a España, el Barcelona le había pagado €10 millones en diciembre 2011. Sí, 2 años antes de su exilio en 2013, y 6 días antes de aquella final en Yokohama por el Mundial de Clubes, que los catalanes conquistaron tras golear por 4-0 a los brasileños.

“El Santos y yo personalmente jamás recibimos ninguna información o documento sobre el hecho de que antes de la final de Japón el señor Neymar, padre del jugador, ya se había comprometido con el Barcelona y había recibido pagos”, acusa el directivo en la carta póstuma.

“El Santos disputó aquella final con un jugador que había recibido dinero del rival. Eso influyó en el rendimiento de Neymar Júnior de ahí en adelante en el Santos”, reclama de Oliveira. “No era el mismo jugador juguetón, que era superior a los rivales. Parecía estar contando los minutos para irse. Ya dije eso a la prensa y, desgraciadamente, es un hecho”, remató, en referencia al año y medio que jugó el jugador del PSG tras dicha negociación. Sus números, al contrario de lo que apunta el presidente, mejoraron en 2012 -de 24 a 43-, pero no levantó más trofeos fuera de la Recopa Sudamericana. 

Sin embargo, no es la única irregularidad en la que habrían incurrido el futbolista y su padre. Legalmente, sólo se puede negociar con un jugador 6 meses antes de que venza su contrato a menos, claro, que exista algún tipo de documento excluyente. Cosa que, efectivamente se firmó entre el “peixe” y Neymar y que incluso fue presentada en el juicio del caso por la defensa del jugador. Pero la misiva desmiente totalmente su validez ya que, si bien existe, no permitía salir al delantero hasta el año 2014. Algo que claramente no se cumplió. “El contrato con el Santos estaba en vigor y debía cumplirse obligatoriamente”, remata el directivo.

EFE

¿Y Neymar? Silente hasta ahora, recuperándose de la complicada lesión en el metatarsiano, a menos de 40 días de la Copa del Mundo. En tanto, otro traspaso, con reuniones secretas en Brasil incluidas, se cuece entre la sombra.

¿Se ensuciará fútbol con dinero, nuevamente?

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.