Lo veo lo leo y me lo creo

La Copa Confederaciones será reemplazada por una nueva versión del Mundial de Clubes, con 24 equipos

El formato actual del Mundial de Clubes tenía, para Infantino y compañía, un sinfín de problemas. No es inclusivo, es muy predecible -con 9 de 10 campeones europeos en la última década- y tiene una fecha que suele complicar a los grandes clubes de Europa y Sudamérica: diciembre.

Y este sistema se mantendrá, sí, pero hasta el 2021, ya que para el 2021 la entidad planea un revolucionario torneo: 24 clubes, cada 4 años y en reemplazo de la Confederaciones, que vio su última versión en Rusia 2017.

AP

El campeón de dicha renovada edición se mantendrá 4 años más, ya que a partir de ahí la competición se realizará en ese intervalo de tiempo, lo que reducirá la carga de encuentros entre clubes en un 35%. Serán 31 encuentros en 18 días, tal como si fuera una Copa del Mundo, a diferencia de los 48 partidos -12 al año- que se jugaban previamente. Al igual que el nuevo formato del Mundial, los grupos serán de 3 clubes -pero en este caso sólo serán 8 bloques- y sólo clasificará el primero a los cuartos de final.

Al reemplazar a la Confederaciones, el nuevo torneo calzará perfecto en la agenda de partidos internacionales. Ahora será el Mundial de Clubes en 2021, la Copa del Mundo en 2022, el Mundial Femenino y la Copa América en 2023 y los JJ.OO. y la Euro en 2024.

Pero, ¿quienes clasificarán a la inédita cita? Serán 12 clubes de Europa, 4,5 de Sudamérica, 2 de Asia, 2 de África, 2 de Norteamérica y medio cupo para Oceanía.

AP

Si bien será cada confederación la que defina cómo se repartirán estos cupos, la FIFA ya trazó un modelo tentativo para dicha división. En Europa clasificarán el campeón y subcampeón de la Champions, y el que conquiste la Europa League durante esos 4 años. De repetirse, el ranking UEFA enviará al resto de los participantes. En el caso de Sudamérica es algo más complicado. Los conquistadores de la Libertadores 2018, 2019, 2020 y 2021 irán de manera directa, mientras que los ganadores de la Sudamericana jugarán un playoff entre ellos para definir al medio cupo. 0,5 que se decidirá en un duelo de ida y vuelta contra el ganador de Oceanía, que saldrá del duelo de los 4 campeones oceánicos.

En la Conmebol la cosa se enreda un poco más cuando se reitera algún campeón, ya que en ese caso se reemplaza por el mejor rankeado de la entidad. Pero, si algunos de los clasificados -ya sea por ranking u obtención de la Libertadores- es de los clubes campeones de Sudamericana, la eliminatoria para el medio cupo se disputa entre los equipos restantes. 

El torneo se disputará, en caso de aprobarse en junio entrante, en Qatar, para aprovechar la sede -y los 6 estadios que necesita el torneo- y el entusiasmo por la Copa del Mundo del 2022. Sin embargo, para la próxima edición se buscará a un país que pague por ello y cuente con las exigencias de Infantino. “Un fuerte apetito por el fútbol, un alto interés del sector comercial para invertir, un alto potencial de crecimiento para los clubes más importantes del mundo, y la infraestructura requerida para disputar el torneo”, explicaron.

AP

El nuevo torneo conllevará un gasto de entre $90 y $120 millones, mientras que las ganancias bordearán entre los $650 y $1000 millones. Un negocio redondo por donde se le mire, en el cual el 75% será en beneficio de los clubes participantes y el porcentaje restante se repartirá en medidas solidarias para con las ligas de origen de dichos equipos. Incluso el fútbol femenino y juvenil serán beneficiados con un 2,5% de la torta. 

La decisión final se tomará en junio, cuando la plana directiva de la FIFA se reúna previo al Mundial de Rusia, ¿será una buena idea?

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.