Lo veo lo leo y me lo creo

La hermana de Lady Di que estuvo a punto de casarse con Carlos. Se salvó tras cometer un grave error

Sí, han pasado casi 21 años de la muerte de la Princesa Diana y 37 años desde el día de su boda con Carlos. Sin embargo, siguen haciendo noticia -y lo seguirán haciendo por décadas- porque su historia está repleta de secretos.

Una novela de drama, escrita para ser Best Seller, queda pequeña en comparación a la relación entre la Lady Di y el Príncipe Carlos, y todo aquello relacionado a ambos.

Terry Fincher

La mayoría conoce lo que ocurrió con ambos después de su casamiento y el martirio que hizo pasar a la Princesa Diana por culpa de su inminente infidelidad con Camila, pero pocos saben su historia previa.

Lichfield

Hace unas semanas la prima de los Príncipes William y Harry, Celia McCorquodale, contrajo matrimonio. A la boda no asistieron los duques de Cambdridge pero sí Harry y Meghan…cómo olvidar a la duquesa de Sussex con ese vestido floreado Oscar de la Renta, catalogado como su peor look.

Grosby Group

Bueno, resulta que Celia, la novia, pudo haber sido la hija del Príncipe Carlos y, probablemente, ahora sería muy popular. Sin embargo, el destino resultó lo contrario.

La madre de Celia es Lady Sarah Spencer, la hermana mayor de Lady Di. Ella fue la primera conquista seria y una candidata muy posible a haberse convertido en la esposa de, en ese entonces, el soltero más codiciado de Europa. No muchos saben que fue ella quien presentó a Carlos y a la Princesa Diana…y tal vez hasta el día de hoy aún se lamenta.

Netflix

Era noviembre de 1977 y Carlos tenía 22 años cuando fue invitado por una familia aristocrática británica a conocer su residencia Althorp. Carlos asistió y allí conoció a la hija mayor, Sarah Spencer. Ella se sintió inmediatamente atraída por el Príncipe y comenzaron a entablar una cercana relación.

Según la misma Diana, en el documental “Diana; en sus propias palabras”, el interés de Sarah fue muy evidente e incluso molesto con Carlos.

“Mi hermana Sarah estaba siempre sobre él, y yo pensaba: ‘Dios, cómo debe odiar eso”

Netflix

Pero al parecer a Carlos le agradó bastante y la prensa los fotografiaba con regularidad juntos, en distintos eventos públicos. Y aunque no habían oficializado una relación de novios, Sarah era recurrente a eventos importantes de la Corona, como las famosas carreras de caballos, Royal Ascot.

Los años pasaron y Carlos continúo manteniendo una relación muy cercana con Sarah. Un día, los Spencer organizaron en Althorp un baile y por su puesto Carlos atendió. Ese día, el destino de Diana, la hermana menor de Sarah, cambiaría para siempre.

Netflix

Sarah los presentó y se dice que el Príncipe quedó embobado con ella. El único inconveniente es que Diana tenía tan solo 16 años.

Carlos estaba a punto de cumplir los 30 años y la presión de que se casara era cada vez más intensa. En aquella época ya era bastante “viejo” y el heredero al trono debía encontrar urgente una esposa. Obviamente, la primera mujer en la que pensó fue en Sarah; amiga cercana y aristócrata…porque Diana era muy pequeña aún.

Hulton Archive

Pero Sarah cometió un error muy grave y quedó vetada por la Corona Británica. Un error que, en ese momento, parecía haber sepultado su vida pero que en realidad fue lo que la salvó de un martirio y sufrimiento…el que finalmente tuvo que enfrentar su hermana.

Sarah tenía unos conocidos, quienes eran periodistas. Se sentó un día con ellos a almorzar en un resort. Confiadamente, habló de su relación con Carlos, jamás pensando que sería una primicia noticiosa muy emblemática.

“No hay posibilidad de que me case con el Príncipe Carlos. Él es una persona fabulosa pero no estoy enamorada de él. Y no me casaría con nadie que no amara, ya fuera un barrendero o el Rey de Inglaterra. Si él me preguntara, lo rechazaría. El príncipe Carlos es un romántico que se enamora fácilmente. Pero puedo asegurarle que si hubiera algún compromiso entre el Príncipe Carlos y yo, ya habría sucedido. Nuestra relación es absolutamente platónica”, dijo Lady Sarah Spencer en aquella conversación, que luego fue publicada en la revista Woman´s Own.

Lichfield

Apenas Carlos se enteró de esto, cortó todas las relaciones con Sarah y, obviamente, la vetó para siempre como su posible esposa. Dos años más tarde, Carlos se volvió a encontrar con Diana, quien tenía 18 años, en la casa de unos amigos en común.

Allí, según el documental “Diana; en sus propias palabras”, hablaron toda la noche. Él estaba evidentemente muy atraído por Diana, pero a ella no le pareció correcto que el príncipe se le insinuara.

Más tarde el Príncipe haría lo imposible para que Diana aceptara sus invitaciones al Palacio de Buckingham, hasta que finalmente, después de muchos rechazos, Lady Di aceptó y ese sería el comienzo del fin.

A diferencia de como se podría pensar, Lady Sarah fue una gran compañera de Diana durante su vida y posterior a su muerte se transformó en la directora de la fundación homónima de la princesa más querida de todos los tiempos.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.