Lo veo lo leo y me lo creo

La policía atiende el peor llamado de sus vidas: Al llegar encuentran solamente sangre… y su cabeza

Lo que pasó con Jeremy Jerome Jackson en Mississipi este sábado primero de junio es difícil de imaginar, de contar, de escuchar y sobre todo, de ver. Muy pocos soportarían presenciar imágenes tan fuertes, y saber que lo que le pasó a él fue hecho por otros seres humanos es realmente desolador. Podríamos pensar que los policías están acostumbrados a encontrarse con escenas complicadas… pero ésta era demasiado para cualquiera.

Al joven de 30 años le dispararon en la pierna. No querían matarlo con eso, sino que simplemente inmovilizarlo y causarle dolor. Luego, mientras estaba vivo, lo decapitaron.

Sí, el crimen fue así de brutal.

Corey Jackson

Finalmente, quemaron su cuerpo y pusieron su cabeza en la entrada de una casa, cerca de donde vivía.

Es todo tan grave, que la policía ha tenido que llamar al FBI para investigar qué es lo que pasó realmente. La principal sospecha apunta hacia MS-13. Ellos son una banda de inmigrantes centroamericanos que viven en Los Ángeles, y que de hecho sería conocidos por quemar y decapitar a sus víctimas.

CNN

Finalmente lo que piensan mientras investigan es que esto sería un “mensaje” que querían entregarle a alguien…

KOLD-TV Tucson

Apuesto a que ustedes también piensan que este hecho parece ser la escena de una película… pero lamentablemente, son cosas que sí están pasando en el mundo… que son horribles, incomprensibles, tristes y repudiables.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.