Lo veo lo leo y me lo creo

La subestimaron y la enviaron “a hacer un sándwich”. Ella fue y lo hizo, pero en el Polo Sur

Vivimos en un mundo en el cual, lamentablemente, no importa lo que hagas serás criticado por algún ser malintencionado. Porque no importa cuán magnífico sea tu logro, el mundo está lleno de envidiosos que no tardarán en hacerte saber sus innecesarios reparos. Si tú eres uno de ellos, perdona mi rigidez, pero hay cosas que están de más.

Hagamos un ejercicio, ¿criticarían a la persona más joven en la historia en realizar el “Hat Trick Polar” -atravesar los dos Polos y la capa de hielo de Groenlandia-?

Pues, hay gente que sí, y por el simple hecho de ser mujer. Una vergüenza.

Cuando la esquiadora australiana Jade Hameister, de tan sólo 16 años, dio una charla TEDx explicando en qué consistiría su arriesgada travesía, hubieron ciertos subnormales capaces de mirar en menos su logro, y además, con el machismo que implica, mandarla a “preparar un sándwich” -en alusión a que las mujeres debieran permanecer en la cocina, en servicio del hombre.

Instagram/@jadehameister

Según reportó Metro, Jade viajó tirando de un trineo de 220 libras a través de Groenlandia y luego por la Antártida, llegando al Polo Sur ceremonial y cerrando la segunda etapa del “Hat Trick”. Allí, aprovechó la oportunidad y esgrimió la mejor respuesta a sus críticos misóginos. 

Preparó un sandwich, allí, en plena Antártida. “Te hice un sándwich (jamón y queso), ahora esquía 37 días y 600 kilómetros al Polo Sur y podrás comértelo”, escribió apuntando a quienes osaron mirarla en menos.

“Me he ido empujando y superando lo que antes pensaba que eran mis límites, y desafiando lo que otras personas pensaron que no era posible, para las mujeres jóvenes en particular”, se manifestó Jade.

Y vaya que los superó.

 

 

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.