Lo veo lo leo y me lo creo

La verdadera razón por la que Donald Trump y Melania no fueron invitados a la Boda Real

El día de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle está programado para el 19 de mayo y todos comienzan a hacer la cuenta regresiva, mientras que los invitados alistan los detalles para el gran evento del año. Pero Donald Trump, no está en esa lista.

Las voces oficiales del Palacio de Kensington afirman que ningún líder político estará invitado a la boda, debido a que no es -en esencia- un enlace de carácter diplomático. Previa consulta de la Reina a su consejo, la Royal Household, se tomó esta decisión. Pero puede que la respuesta sea más amplia.

El presidente Trump ha llenado de elogios a la pareja, deseándoles lo mejor, pero la enemistad de la Casa Real con el actual mandatario tiene una larga data.

El problema es que al tomar la decisión de no invitar a líderes políticos, Harry debió dejar atrás a los Obama, con quienes mantiene una muy buena relación.

“Si los Obamas aparecieran y Donald Trump no hubiera sido invitado, entonces eso causaría problemas al gobierno británico en términos de diplomacia extranjera y la relación especial [entre Estados Unidos y el Reino Unido]. Harry y Meghan no querrían que su boda quedara ensombrecida por eso”, explicó el biógrafo de la realeza Duncan Larcombe.

Por otra parte, no existe una relación entre los Trump y el príncipe Harry. Tal vez la única conexión entre ambos fue cuando Harry se reunió con Melania Trump hace un par de meses. Pero la verdadera razón es mucho más oscura.

Donald Trump tiene una historia complicada con la familia real , ya que en el pasado hizo comentarios sobre la princesa Diana y Catherine, duquesa de Cambridge y esposa del Príncipe William, con los que la Corona puede no haber estado contenta.

Donald Trump, un acosador de Diana

En 1992, luego del anuncio de separación del Príncipe Carlos y Diana, el entonces empresario estadounidense presuntamente comenzó a cortejar a la Princesa de Gales. Los trascendidos dicen que la bombardeaba con flores, a tal punto que Diana habría dicho: “Me da escalofríos”.

Diana y Trump coincidieron sólo una vez en un acto público, lo que no impidió que después de la muerte de la Princesa, Trump tuviera el desafortunado e irrespetuoso intercambio al aire con Howard Stern: “Podrías haberla clavado, ¿verdad?”, Stern le preguntó a Trump. Trump respondió: “Creo que podría haberlo hecho”.

Con el tiempo, Trump fue cambiando el tono, pero con lo protectores que son William y Harry con la memoria de su madre, a estas alturas resulta irrelevante. “Es difícil imaginar que Charles, William, Harry y Kate vean a Trump como algo más que grosero y autoritario”, dijo el biógrafo real Christopher Andersen.

Sus desafortunados comentarios sobre la Duquesa de Cambridge

En 2012, los paparazzi utilizaron un potente lente de para capturar fotos de la Duquesa de Cambridge tomando el sol en topless mientras estaban de vacaciones en el sur de Francia con su esposo, el Príncipe William. Estas fotos fueron vendidas y publicadas en una revista francesa llamada Closer .

Hubo una protesta pública y un amplio consenso de que las imágenes eran una grave invasión de la privacidad de Kate, y recientemente, un tribunal francés falló a favor de la realeza y otorgó a la pareja 100.000 dólares en daños y perjuicios.

En aquél entonces, Donald Trump defendió a los fotógrafos en Twitter y avergonzó a la duquesa Kate, culpándola por todo el incidente.

“Kate Middleton es genial, pero no debería tomar el sol desnuda, solo ella misma a quien culpar”, escribió en Twitter.

“¿Quién no tomaría la foto de Kate y ganaría un montón de dinero si ella toma el baño desnudo para el sol. ¡Vamos, Kate!”

Los tweets siguen siendo públicos en su cuenta oficial.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.