Lo veo lo leo y me lo creo

Las várices me tenían harta, pero aplique este remedio y la comenzó a borrar el mismo día

Las várices son venas inflamadas y retorcidas que se pueden ver bajo la superficie de la piel. Por lo general aparecen en las piernas, pero también pueden formarse en otras partes del cuerpo.

Tanto hombres como mujeres se ven afectados por las várices, aunque son las mujeres las que más lo resienten. Estéticamente no lucen muy bien y para acabar con ellas ya existen tratamientos médicos que solucionan el problema en poco tiempo, pero en esta ocasión te daremos a conocer la receta de un remedio natural muy efectivo.

Los ingredientes que requieres son muy fáciles de conseguir y en poco tiempo ya estarás preparando tu receta médica. Así que no pierdas más tiempo, lee con atención este artículo y comienza a preparar el remedio.

Remedio para acabar con las várices

Remedio para acabar con las várices

Ingredientes:

  • Aloe vera (100 ml).
  • Zanahoria picada (1 unidad).
  • Vinagre de manzana (200 ml).

Método de preparación y aplicación:

Para comenzar, debemos lavar profundamente la zanahoria y picarla en trozos pequeños. Ahora, la echaremos en una licuadora junto con los otros 2 ingredientes. Batiremos todo muy bien hasta conseguir una sustancia homogénea. Esta bebida la tomaremos todos los días en el horario de nuestra preferencia.

Esta bebida se encargará de deshinchar tus vasos sanguíneos de forma natural y progresiva. Por tal razón, en unos pocos días podrás notar cambios impresionantes. Mientras estés tomando este remedio, te recomendamos evitar los zapatos de tacones que entorpecen la circulación. Si lo tomas con regularidad, notarás efectos sorprendentes.

Ten presente que es de gran importancia consumir bastante agua para mejorar los resultados. Si eres constante y no abandonas esta rutina, en poco tiempo podrás lucir tus faldas y vestidos cortos sin ningún problema.

Ejercicios para prevenir las várices

Ejercicios para prevenir las várices

Doblar las rodillas. Acostados boca arriba en el suelo, debemos flexionar una de las piernas hacia el pecho, sosteniéndola desde detrás de la rodilla. Mientras nos mantenemos así debemos hacer trabajar los músculos de las pantorrillas y los pies moviéndolos.

Pedalear. Puede ser en bicicleta, pero, si no tenemos una, vale recostarse en el suelo con los pies en alto. Mientras más elevadas estén las piernas en este ejercicio, es mejor para la circulación, y por tanto, las arañitas en las piernas van a desaparecer.

Caminar. Caminar es una forma simple de mejorar la circulación de las piernas, y lo mejor es que no se necesitan más que diez o quince minutos al día para ver los resultados de una caminata.

¡Comparte esta publicación!

The post Las várices me tenían harta, pero aplique este remedio y la comenzó a borrar el mismo día appeared first on Universo Natural.

Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.