Lo veo lo leo y me lo creo

Le hicieron bullying por su Síndrome de Asperger hasta golpearlo. Hoy su madre expuso la cruda foto

Amanda Makris tiene 49 años y es madre de dos niños. El más pequeño, de 12, es el protagonista de la impactante fotografía que subió a sus redes sociales. Si bien algunos argumentan que estaría exponiéndolo, ella está segura de que dando a conocer lo que sucedió podrá ayudar a otros padres, familias, y sobre todo a ellos mismos.

En la imagen se puede ver a George con su brazo vendado, pero eso no es lo que más sorprende: es su posición… y más que nada, su rostro. El niño está notoriamente triste y molesto, y la razón es sumamente preocupante.

Facebook Amanda Jane Makris

“Para cualquiera que no conozca la historia detrás de mi hijo George. Él era constantemente hundido por su antigua escuela (la cual no puedo mencionar ya que estoy en asuntos pendientes con ellos). Todo llegó al punto en el que necesitó terapia para pensamientos suicidas. Traté y traté con su escuela y profesionales para que todo pudiese funcionar, y no tuve éxito. El límite llegó cuando fue físicamente atacado en su sala de clases, y el resultado fue éste…”.

Se fracturó su brazo por el golpe de un compañero. El otro menor pateo en las piernas a George, quien luego cayó sobre su brazo. Todo eso fue mientras una de sus profesoras estaba presente. Él quiso llamar inmediatamente a su madre, pero no lo dejaron. No querían que “agrandara las cosas”.

Pero todo era muy preocupante y él lo sabía. El pequeño tiene síndrome de asperger y llevaba siendo víctima de bullying durante muchos años.

Él es un amante de la música clásica y de los videojuegos antiguos, y sus compañeros solían decirle crueles apodos como Georgina, o el niño Classic FM.

Mercury Press and Media Ltd.

La herida fue para Amanda la gota que rebalsó el vaso para hacer todo público, y fue así como reveló que el chico llevaba un tiempo con pensamientos suicidas, a pesar de estar siendo apoyado psicológicamente.

Y así, revelando todo, espera generar consciencia. Tras la poca ayuda que recibió en su escuela, decidió cambiarlo a otra, donde comenzará sus clases en septiembre. Pero también sacó algo muy positivo de todo, y eso fue el apoyo de miles en redes sociales.

Mercury Press and Media Ltd.

Quiso demostrárselo a su hijo y por eso le pidió a sus lectores que le enviaran cartas a George, quién pronto estará de cumpleaños. Su correo se llenó de ellas, sumando más de cien.

Facebook Amanda Jane Makris

En ellas escriben los más positivos y cariñosos mensajes, y ella está sumamente agradecida, pues con cada uno, ha visto a George sonreír.

Así le ha probado que a pesar de haber conocido a otros niños que actuaron de pésima manera, también existe gente muy buena… y lo más importante, que se preocupa por él.

Facebook Amanda Jane Makris

Nosotros nos sumamos a ese mensaje, y sobre todo, esperamos que esto sirva para que los horribles casos de bullying empiecen a detenerse, siempre con la ayuda de adultos. Hacer oídos sordos a algo así es sumamente repudiable, y eso debe parar.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.