Lo veo lo leo y me lo creo

Ni pisar un Lego lo supera: Esta es la verdadera razón de por qué cortarse con papel duele tanto

Todos nos hemos golpeado o sangrado alguna vez en nuestra vida, de pequeños sobre todo. Pero creo que también estarás de acuerdo conmigo que no hay peor dolor que cortarse con un papel. Esa pequeña pieza, que literalmente lo mojas y se deshace, es capaz de hacerte llorar como un bebé recién nacido si pasa, sobre todo, entre medio de tus dedos. Sólo con pensarlo me duele el estómago. Pero… ¿cuál es la verdadera razón de su dolor? Quédate conmigo y averígualo.

Si alguna vez te has cortado accidentalmente con un pedazo de papel, sabes lo que es el dolor de verdad.

¿Cómo un trozo de papelito tan mugriento se puede sentir como que alguien cortara tu brazo entero?

Y no hay que olvidar cuando te olvidas de ello y pones jabón en tus manos.

Ok, pero… ¿por qué esto pasa, en primer lugar?

Primero, porque hay más receptores de dolor en la punta de los dedos que en la mayoría de los otros lugares del cuerpo.

Por lo tanto, si te cortas en el dedo, donde hay más terminacion nerviosas, pica más que un corte en el muslo, por ejemplo.


“Las puntas de los dedos son la forma en que exploramos el mundo, cómo hacemos pequeñas y delicadas tareas” cuenta la doctora Hayley Goldbach a BBC, “por lo que tiene sentido que tengamos un montón de terminaciones nerviosas. Es un tipo de mecanismo de seguridad“.

En segundo lugar, un borde de una hoja de papel está, en realidad, dentado como una hoja de sierra, por lo que esos pequeños bordes cortan la piel más de lo común, al ser un borde suave, como un cuchillo.

Oh, y en tercer lugar, los cortes de papel son demasiado superficiales para generar sangre, lo que significa que el cuerpo no se precipita inmediatamente a coagular y curar la herida.

Por lo que sí, hay que tener más cuidado con los temidos cortes de papel. Cuidate.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.