Lo veo lo leo y me lo creo

Niño se atragantó comiendo un sándwich de jamón. Sufrió daño cerebral y quedó cuadripléjico

Dylan Woodley sufrió un infarto y dejo de respirar tras atorarse con un pedazo de sandwich de jamón en su casa en noviembre del 2015. A pesar de los esfuerzos de su mamá Ally Wheatley, de 28 años, y de paramédicos, fue demasiado el tiempo durante en que no ingresó oxígeno a sus pulmones, lo que resultó en daño cerebral permanente además de dejar al niño, de entonces tres años, cuadripléjico.

SWNS
SWNS

Dos años después, y con cinco año, Dylan por fin tiene permiso por parte del hospital de niños de Bristol para regresar a su casa. “El hospital ha sido tanto un hogar como un infierno para mi y Dylan,” contó Ally a Metro.

“Este viaje en el que hemos estado es uno que jamás le desearía a nadie pero hemos conocido a personas increíbles que nos han ayudado a seguir adelante, física y emocionalmente. Tomaría un largo tiempo nombrar a todos quienes han tocado nuestras vidas así que estoy muy agradecida de todos,” dice.

SWNS

Dylan regresó a casa en julio y a pesar del miedo que tiene, Ally dice que todo ha vuelto a la normalidad. “Me da miedo pensar qué hubiese ocurrido que no hubiese sobrevivido, pero por suerte no pasamos por eso. La vida puede cambiar en un segundo y la gente no se da cuenta de eso”.

SWNS

Tanto Ally como el padrastro de Dylan, Roy Townsend, están impresionados con la voluntad del niño. A pesar de su condición, Dylan sonríe y ha aprendido a pestañear para comunicarse. “Dylan comenzará la escuela en septiembre lo que será un gran paso para todos”.

De todas maneras deben continuar su tratamiento yendo al hospital ocasionalmente, así que no los extrañarán, pero al menos ahora están en su verdadero hogar.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.