Lo veo lo leo y me lo creo

“No creo que tenga que reprocharme”: Sampaoli rompió el silencio tras el Mundial y culpó al exitismo

Hasta que habló. A casi 3 meses del fracaso argentino en la Copa del Mundo en Rusia, Jorge Sampaoli, el malogrado y ahora ex entrenador de la albiceleste, se confesó. Criticado como pocos, el casildense fue apuntado como el gran culpable de la magra campaña de Argentina en el Mundial, acumulando sólo una victoria ante Nigeria en el certamen, y otra ante Ecuador en la clasificación, sus únicos triunfos oficiales.

Sin embargo, Sampaoli, quien dejó a la selección andina a mediados de julio, culpa al contexto y al constante exitismo que se vive en ese país. “Fue un año en un lugar, la selección, de mucha tempestad, exigencia, obligación, inmediatez, donde nosotros y los jugadores estábamos obligados solo a ganar y en esa tesitura fue muy duro hacerla fluida, más allá de que todo estábamos muy involucrados. La mochila que tenía este grupo era demasiado pesada, estábamos todos empujados a un camino de obligación en la que era difícil hacer surgir el talento”, explica el entrenador, justificando su rendimiento de 1,67 puntos por partido.

AP Photo

“Fue un trabajo muy duro que no acabó prosperando porque solo había una opción: ser campeones del mundo. Y en esa obligación, ante cualquier adversidad, todo era más complejo. No pudimos disfrutar nunca. La meta era siempre demasiado alta”, continúa, reforzando esa idea.

“Me responsabilizo de que en la selección no pude generar mi estilo, lo que yo siento futbolísticamente, y eso me servirá para el futuro, porque yo quiero disfrutar del juego”, sostuvo, reflexionando sobre la tendencia al contragolpe que terminó por conquistar el Mundial mediante Francia. “Los que amamos el juego estamos un paso atrás a la hora de competir. Hoy en día, es mucho más fácil no dejar jugar y aprovechar alguna chance que proponer juego”, afirmó.

Pero más allá de la táctica, el campeón de América con Chile cree que la presión del medio fue determinante en el mal rendimiento. “Debíamos tener equilibrio para que la obligación de ganar que tenía el jugador argentino no generara más ansia. Cada partido era casi un sufrimiento”, sostiene. “Busqué todas las maneras para involucrar al grupo, para tratar de que el jugador se sacase la mochila de no ganar, esa ansiedad que les impedía desarrollarse individual y colectivamente. Una cosa era los entrenamientos, que eran de un nivel altísimo, y otra los partidos, donde no podíamos sostener ese nivel de juego”, lamenta.

PhotoSport

En esa misma línea, y a pesar de las constantes críticas a su trabajo al frente de la albiceleste, Sampaoli no se amilana. “Le puse mucho corazón y sentimiento, pero no alcanzó. No creo que tenga que reprocharme cosas. En la adversidad aprendí mucho para el futuro”, dice. “Las críticas fueron tan grandes como la expectativa que había. Yo llegué con el 95% de aprobación de la gente, pensando que Jorge Sampaoli podía darle a Argentina ese ansiado campeonato del Mundo con el más grande en la cancha. Y cuando no se dio, vino la crítica”, manifiesta el casildense.

En dicho proceso, una de las cosas que más disfrutó el DT fue estar al mando de Lio Messi, y ver cómo este peleaba por su país. “Fue increíble, sobre todo por verlo tan comprometido, sufriendo mucho cuando no se ganaba. El mejor jugador de la historia estaba muy comprometido. Leo sufría como ninguno la imposibilidad de ser”, afirmó, y no quiso entrometerse en su decisión de alejarse de Argentina durante estos meses: “Sólo él sabe qué necesita”. 

Reuters

A pesar de todo, el casildense no guarda rencor, ni menos contra la dirigencia que terminó por destituirlo. “Estoy agradecido de que me dieran la posibilidad. El presidente de la AFA -Claudio “Chiqui” Tapia- también vive en este mundo de obligatoriedad, de necesidad, de inmediatez, en el que yo también estaba. ¿Qué le puedo reclamar a Chiqui si en parte es una víctima de la sociedad argentina exitista?”, espetó.

¿Fue eso lo que acabó con las aspiraciones de la albiceleste en Rusia? Juzgue usted.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.