Lo veo lo leo y me lo creo

Nunca había recibido un pastel de cumpleaños. Cuando menos se lo espera rompe en llanto de felicidad

Su maestra lo sorprendió y él simplemente no se pudo contener.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.