Lo veo lo leo y me lo creo

Parece que vale la pena insultar descaradamente a Trump: esta mujer recibirá más de 100,000 dólares

A principios de Noviembre se hizo viral el caso de Juli Briskman, una mujer estadounidense a la que fotografiaron levantándole el dedo del medio a la caravana de Donald Trump. Su acto fue catalogado por muchos ciudadanos norteamericanos como una muestra de valentía.

Pero la historia no se detiene ahí, ya que, después de ser identificada, habrían despedido a Juli de su trabajo sin ninguna razón aparente. Todo indicaba que la atención que captó de los medios habría generado una gran molestia entre sus superiores. Días después se supo que la Akima, la empresa que la desvinculó, habría sido uno de los donantes a la campaña de Trump.

Y hasta la semana pasada, ese era el fin de la historia: una mujer común y corriente perdía la batalla contra el hombre más poderoso del mundo.

GoFundMe

Pero todo dio un giro inesperado y maravilloso para la mujer. Pues, una campaña iniciada en GoFundMe (una famosa página de colectas de dinero colectivas a partir de donaciones de una cantidad voluntaria), la ha ayudado a recaudar más de 100,000 USD.

GoFundMe

La descripción de la campaña dice

Juli Briskman es una inspiración para todos nosotros. Esta semana supimos que había sido despedida de su trabajo por ejercer sus derechos de la primera enmienda.

Puedes mostrarle tu apoyo donando aquí.

Me contacté con Juli, y ella ha sido establecida oficialmente como beneficiaria en esta campaña de GoFundMe.

Todo lo recaudado está siendo donado directamente para Juli. Como la beneficiaria de la campaña, ¡ella también podrá publicar actualizaciones y comentarios para tenerlos informados!

Como se señaló anteriormente, la campaña (que aún no se ha cerrado) lleva más de 113,000 USD. La meta inicial eran 100,000 USD. Ya ha habido más de 5,000 donaciones, y algunas son de cientos de dólares.

La beneficiaria posteó un mensaje a través del creador de la campaña hace dos días. En el enunciado, ella decía haberse encontrado terriblemente aproblemada sobre qué le diría a sus niños, y cómo costearía su salud después de ser despedida, pero “A través de sus generosas donaciones, muchas de esas pesadas cargas se han alivianado. No estoy segura de lo que depare el futuro, pero me mantengo a flote gracias a su apoyo.

Si algún simpatizante de Juli Briskman quiere donar a su campaña, aún puede hacerlo clickeando aquí.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.