Lo veo lo leo y me lo creo

Perdió sus 2 orejas mientras vivía en la calle. Voluntaria tiene plan para recuperar su confianza

No todos los animales tienen la suerte de tener un hogar o un lugar donde vivir a salvo. Si bien estos están “hechos” para sobrevivir en la naturaleza o en la calle, no significa que no sufran a manos de sus propios compañeros o familiares. Ya saben, los gatos aunque se lleven bien entre ellos también existen pandillas y eso inevitablemente lleva a peleas, ¿quién no ha escuchado alguna vez esos maullidos? Parecen bebés llorando, desesperados.

No es sorpresa entonces que en medio de esos conflictos, más de algunos salga dañado.

Karma, como llamaron a esta pequeña de tan sólo 3 meses, llegó a la Humane Society Silicon Valley sin sus dos orejas y sin su cola. Aunque no está claro si las perdió a manos de otro gato, una infección, o un malvado humano, era de entenderse que no confiara en nadie cuando la encontraron.

Humane Society Silicon Valley

“Sus heridas estaban mayormente cerradas pero, como es de esperar, tenía mucho miedo de todo, especialmente de los humanos”, dijo Michelle Nicholson, publicista del refugio, a Love Meow.

Le consiguieron a Karma un hogar temporal donde alguien pudiese recuperar su confianza y darle los cuidados necesarios. Carla Berti, quien lleva mucho tiempo como voluntaria del refugio, conoció a Karma y decidió que si hay algo que podía ayudar a recuperar su confianza era tener orejas.

Humane Society Silicon Valley

“Mi amiga dijo que Karma necesitaba nuevas orejas, así que le hizo unas orejas rosadas de crochet”, dijo Carla.

Humane Society Silicon Valley
Humane Society Silicon Valley

Durante unos días se esmeró en completar su proyecto para darle a Karma orejas para ocasiones especiales. También le hizo un pequeño juguete con forma de ratón y una cama.

“Con el tiempo y mucho amor, comenzó a mostrar su personalidad. Le encantan los juguetes y su mamá temporal e incluso se llevó bien con los otros gatos y perros de la casa”.

Humane Society Silicon Valley
Humane Society Silicon Valley

Tras unas semanas de cuidado, Karma encontró su hogar definitivo junto a una joven y su gato. Los 3 ahora viven felizmente ahí.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.