Lo veo lo leo y me lo creo

Perdió todas sus extremidades por agresiva meningitis. 3 años después, da sus primeros pasos a mamá

Para los padres siempre será lo más importante asegurarse que sus hijos tengan buena salud y apoyarlos frente a cualquier adversidad que el destino les pueda traer. Tristemente, esa adversidad llegó demasiado temprano para Harmonie-Rose Allen, pues tenía sólo 11 meses de edad cuando fue atacada por una extraña enfermedad que casi acaba con su vida.

Todo comenzó en octubre de 2014, cuando sus padres notaron que despertó tosiendo en mitad de la noche. Pronto ya no podría respirar bien. Así fue como la llevaron al hospital, pero los doctores no detectaron enfermedad alguna y la enviaron de vuelta a casa. La siguiente mañana su color era azul.

“Un virus”, fue la respuesta de los doctores y la enviaron a casa de nuevo. Su madre, Freya, les creyó, pero se mantuvo en vigilia. Cuando heridas púrpuras aparecieron en su piel y llegó en ambulancia al centro médico, por fin los doctores reaccionaron. Una meningitis le dejó con tan sólo un 10% de probabilidades de sobrevivir, mientras los doctores debían amputar sus piernas y brazos, que se habían tornado negras, con el fin de conseguir que saliese con vida.

Las toxinas se había esparcido por su cuerpo demasiado rápido.

SWNS

Harmonie-Rose pasó por docenas de operaciones con el fin de conseguir que sus tejidos en donde antes estaban sus brazos y piernas quedaran saludables. Desde entonces, la caridad “Hope 4 Harmonie” (Esperanza para Harmonie) se ha dedicado a recibir donaciones con el fin de lograr su recuperación.

Gracias a esto recibió a fines de 2015 su primer par de prótesis para piernas, con las cuales ha pasado dos años aprendiendo a usar. Para hacerlas más de su agrado, las decoraron con unicornios.

SWNS

Ahora, a sus tres años y con un nuevo par de prótesis, un impactante y emotivo video muestra a la pequeñita dando sus primeros pasos sin ayuda en su hogar, mientras su madre espera a recibirla.

“Lo ha hecho. Nuestra princesa lo ha hecho. Justo esta mañana. Ha caminado en sus nuevas piernas. Nos sorprendió a todos. Estamos muy orgullosos y no podemos creer que finalmente podemos decir que ella es capaz de caminar.

Cada día nos demuestra que nada es imposible. Ella es nuestra guerrera inspiracional y determinada”.

Freya Allen.

Las piernas prostéticas fueron compradas a Ortopédicas Dorset y tuvieron un valor de $12.000 dólares, los cuales pudieron ser pagados gracias a la ayuda de casi 2.000 personas que contribuyeron a la campaña de Hope 4 Harmonie.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.