Lo veo lo leo y me lo creo

“Pies de loto”: Mujeres de China se torturaron por años para conseguirlos. 13 imágenes de esa época

El “pie de loto” fue una tradición China que consistía en fracturarle los pies a una menor de edad y doblárselo para que, de tal manera, pudiera entrar en un pequeño zapato. Se cree que todo comenzó con las bailarinas de la corte en la Dinastía Song, la clase alta lo imitó, los hombres lo encontraron atractivo  y así fue como se popularizó en el país.

Jo Farrell

Su práctica finalmente fue prohibida en 1949, cuando el partido comunista llegó al poder.

Desde entonces, las mujeres intentaban ocultarlo y hasta, algunas sentían vergüenza de poseerlos.

Jo Farrell

Jo Farrell es una fotógrafa que ha estado buscando estas últimas sobrevivientes, que hoy tienen entre 80 y 75 años, para inmortalizarlas.

Jo Farrell

No fue fácil, gran parte de estas mujeres había fallecido. En 2005, mientras viajaba en taxi, el conductor le escuchó decir “pie de loto” y le dijo que su abuela tenía unos.

Jo Farrell

“La primera vez que conocí a Zhang Yun Ying y sostuve su pie en mi mano fue increíble, tan suave e increíblemente formado”, confesó la fotógrafa.

Jo Farrell

Gracias a pequeñas conversaciones, se percató que muchas abuelas tenían este tipo de pie.

Jo Farrell

En el pasado, las mujeres sólo revelaban esta parte en la intimidad con sus esposos. Este era otro de los miedo de Farrell, ya que no querrían revelarles sus “pies de loto”.

Sin embargo, se topó con otro panorama.

Jo Farrell

“A su edad, es fácil para ellos sentirse abandonadas. Tal vez (desnudan sus pies) porque mi proyecto les hace sentir que son útiles de nuevo“, explicó Jo.

Jo Farrell

La autora también comentó que esta costumbre “empoderaba a las mujeres” y “les proporcionaba una vida mejor“.

Jo Farrell

Vendar los pies era símbolo de que sus esposas podían soportar el dolor y, gracias a este enunciado, “no se quejarían como esposas”.

Jo Farrell

El proceso comenzaba entre los 2 a 5 años. Se lavaba el pie en agua caliente con diferentes ingredientes, entre ellos sangre animal, para ablandar el pie.

Se cortaban las uñas totalmente para que, al crecer, no perforarán la planta.

Jo Farrell

Con una venda de 3 metros, se iba apretando los pies con los talones hasta romperlos.

Jo Farrell

Existía incluso diferentes grados del “pie de loto”. El de oro medía 7,5 centímetros y el de plata 10.

Jo Farrell

Jo vivió mucho junto a estas mujeres, incluso, una de ellas, no quería que ella la abandonara.

“La hice sentir especial y recordada”, dijo Farrell.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.