Lo veo lo leo y me lo creo

Por no tener brazos, echaron a su hijo y a ella del restaurante. “Insalubre”, dijeron por cómo comía

La discriminación por motivos de discapacidad aunque se da cada vez menos, aún existe. Y bien lo sabe Alexis Bancroft, una madre que tuvo que soportar que discriminaran a su pequeño hijo sin ningún tipo de consideración luego de que quisiera desayunar en un restaurante.

Para no tener que preocuparse de cocinar esa mañana, la mujer llevó a sus hijos a un restaurante en Hotsprings, Arkansas pensando que sería todo más simple y rápido. Sin embargo, ahora se arrepiente por completo de haberlo hecho, pues se llevó la peor sorpresa de su vida.

ABC7

Resulta que la gerente del establecimiento IHOP se negó a atenderlos porque el hijo menor de Alexis, William, no tiene brazos y debe comer con sus pies, pues esa es la forma con la que acostumbra hacerlo para ser independiente. Pero la mujer aseguró que no podía permitirlo porque era insalubre.

“Lo único que quería era comprar unos panqueques para ellos, no me esperaba esto”, contó al medio local KARK.

Claramente después de la incómoda situación, Alexis no sólo se llevó a su familia del lugar, sino que además varios clientes que estaban desayunando ahí decidieron irse con ella en señal de repudio al actuar de la gerente y les dio lo mismo no haber pagado la cuenta.

ABC7

Luego, la madre del pequeño de tres años se quejó directamente con la administración del restaurante pero no se quedó solo en eso, sino que además compartió su experiencia a través de redes sociales donde su publicación fue compartida más de 2 mil veces por otros usuarios que quisieron manifestarle su apoyo.

Como el incidente se viralizó tan rápido, pronto llegó a los empleados del restaurante, quienes se disculparon directamente con Alexis y le admitieron estar avergonzados por las acciones de su superior. En tanto, la empresa IHOP también pidió disculpas y además se encargó de suspender de forma indefinida a la trabajadora involucrada.

Pese a la decisión de la empresa -que además capacitará a su equipo para garantizar un alto nivel de servicio en especial con discapacitados- Alexis no estuvo totalmente conforme, pues es su hijo quien no ha podido recuperarse tan fácil de la desagradable experiencia. “Al otro día quería intentar forzarse a comer de manera normal, algo que no puede hacer” contó su madre.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.