Lo veo lo leo y me lo creo

Querían que muriera de sed y hambre en una caja. Hay una macabra teoría de por qué este castigo

La imagen es realmente chocante. Ver a una mujer encadenada en medio del desierto, pidiendo agua y algo de comer, debe ser algo digno para hacer una película. Es muy probable que la primera reacción que tenemos es trata de ayudarla, pero, al mismo tiempo, preguntarnos ¿qué hizo para llegar a este sitio y quedar en estas condiciones?

Albert Kahn

La fotografía, como contó Cultura Colectiva,  fue tomada en 1922 para una edición de la revista National Geographic (sí, ese canal de televisión que tiene documentales de animalitos). Albert Kahn fue el autor de la imagen.

Sin embargo, el verdadero fotógrafo es Stéphane Passet. El enredo se produce porque Kahn le pidió a varios fotógrafos que viajaran por el mundo para tomar instantáneas de diferentes tradiciones culturales.

Albert Kahn

Kahn era un banquero francés y millonario, con una vida, como pueden esperar, acomodada. Como su pasión era las fotos y tenía dinero, buscó documentar todo y, al mismo tiempo, mantener su segundo pasatiempo: La caridad.  

Gracias a esta tecnología se podía evidenciar las diferencias que existían en las diferentes culturas del mundo. Fue así como hizo Archivos del Planeta, un proyecto que tomó 22 años de trabajo y recolectó 72.000 fotografías. Pero, el plan de Kahn era enseñar los aspectos positivos por esa razón surge la duda ¿por qué enseño a esta mujer en una caja?

Albert Kahn

El autor del texto de la revista creó una historia, que no puede ser comprobada, donde la mujer es castigada por engañar a su esposo. Sin embargo, lo que sí es un hecho, es que en Mongolia existía la pena de muerte siendo encerrado en estas bóvedas.

Este fue inventado durante la época del Imperio Romano y era aplicado a las mujeres, para ser exactos, a mujeres que rompían sus votos de castidad.

Como estaba prohibido derramar sangre de una chica, inventaron este método donde encerraban a la castigada, con un poco de alimento y agua,  y la dejaban morir de hambre o sed.

Albert Kahn

En la Edad Media, se solía dejar encerrados a niños en edificios para que murieran de hambre y sed. El fin, era que el edifico no se derrumbara.

Volviendo a la foto de la mujer, la persona tenía permitido pedir comida o agua, pero ayudarle era multado con el mismo castigo.

A pesar de haber evidenciado este trato, el castigo persistió por varias décadas. 

Albert Kahn

Esta norma, reflejo de una sociedad patriarcal, no existe en la actualidad, pero debemos aceptar que es importante que nosotros generemos el cambio y no ser sólo espectadores de las atrocidades del mundo.  

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.