Lo veo lo leo y me lo creo

¿Recuerdas a la “hija perdida” de Lady Di? Hoy tiene 28 años y aún recuerda con cariño a “su madre”

En febrero de 1992, Diana de Gales hizo una de sus más famosas giras reales, junto a su entonces aún esposo, el Príncipe Carlos. La relación había tenido un periodo de alegría tras el nacimiento de William en 1982, pero en 1984, después de Harry, las cosas habían vuelto al cruel status quo que la pobre princesa no podía soportar. Durante el viaje, el Príncipe Carlos hizo bastante poco por esconder su apatía y el resultado fueron algunas de las imágenes más poderosas sobre la muerte de su matrimonio.

Quizá la más recordada fue la imagen de Diana sentada sola frente al Taj Mahal, un literal mausoleo del amor.

Tim Graham

Pero igualmente popular en la época fue la imagen de la Princesa Diana con la pequeña Avanti Reddy, su “hija” india.

Diana visitó una pequeña escuela en una ciudad llamada Hyderabad, donde la esperaban con un espectáculo enternecedor de bailes típicos interpretados por niñas. Entre ellas, Avanti era la menor, pero también la más sociable.

La entonces directora de la escuela, Pronoti Suhasini Kavoori, dijo que apenas vio a la Princesa con una niña, supo que sería Avanti:

“Avanti era muy atrevida. No tenía consciencia de que la gente la estaba mirando. Después de verla bailar con tanta confianza, sabía que sería la primera en ponerse al frente”.

Y efectivamente, cuando Diana se acercó a las bailarinas, Avanti habló con ella, probablemente con toda la energía de una nena de cuatro años que se encuentra de frente con una verdadera princesa.

EMPICS Entertainment

Fue tanto el encanto de la Princesa con la pequeña, que la tomó en sus brazos y la llevó consigo el resto del día.

“No tengo hijas”, le dijo. “Así que por hoy eres mi hija”.

“Era la niña más pequeña del grupo. Hicimos una danza tribal típica Lambida. Luego Diana me encontró sentada en el suelo, me tomó en brazos y me llevó al escenario, donde me sentó en su rodilla.

Me preguntó cómo me llamaba, así que le dije y también le dije cuál era mi escuela y mi clase. Estaba resfriada y ella me limpió la nariz con su propio pañuelo.

Me tuvo junto a ella todo el tiempo y cuando se iban dijo, ‘no te quiero dejar’. Era una figura muy maternal, eso lo recuerdo perfecto”.

Avanti Reddy

Ahora Avanti Reddy tiene 28 años y trabaja como profesora de una escuela primaria, además de enseñar danza. 

Diana estaría orgullosa.

Karl Larsen/Coleman-Ryaner

Avanti admitió que de pequeña no estaba segura quién era la mujer, pero su amabilidad y simpatía le ganaron su cariño e intercambiaron cartas a lo largo de su infancia. Habían planeado reunirse justamente en 1997.

Estaba en Bélgica cuando ocurrió el accidente.

“Tenía 10 años. Estábamos presentando danzas en diferentes escuelas. Al final del viaje estaban organizando una reunión, íbamos a ir a verla, pero nunca pasó.

Recuerdo el funeral. Estaba muy triste”.

Fue después de eso que sus padres comenzaron a explicarle quién era Diana.

“Leí sus biografías y quería tener el cabello como ella, pero no puedes convertirte en la Princesa Diana. Admiro mucho el trabajo que hizo para la caridad y todas las cosas que hizo por los niños pobres y la gente con lepra.

Solía mostrarle las cartas que me escribió a todo el mundo”.

Avanti Reddy

Karl Larsen/Coleman-Ryaner

Tampoco siguió muy de cerca los movimientos de los Duques de Cambridge en su visita a la India el 2016, pero dijo a los medios que le encantaría conocerlos:

“Me encantaría invitarlos a mi casa y hacerles té. Hago un muy buen chai. También les cocinaría algo de biryani, pero sin picante. No creo que les guste la comida picante”.

Agregó que le agrada Kate, pero que la Princesa Diana era algo completamente diferente.

¿Y Carlos?

“No me agrada”.

Avanti Reddy

Karl Larsen/Coleman-Ryaner

Otro hermoso ejemplo de la gran mujer que merece su lugar en la historia.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.