Lo veo lo leo y me lo creo

“Rompía más ventanas con su balón que las bombas de la guerra”: La dura infancia de Luka Modric

Corría kilómetros hasta la casa de su abuelo, emocionado por encontrar a alguien con quien jugar. Tenía tan sólo 6 años, y Luka Modric ya demostraba su desbordante pasión por el balompié, yendo a todos lados acompañado de un balón. Pero en 1991, la Guerra Yugoslava cambiaría su vida para siempre, forjando un carácter duro que tiene hasta hoy, siendo el líder de su selección.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

En medio del conflicto, el futbolista vivió un episodio traumático, que obligó a su familia a dejar Modrici, la aldea de donde provenían. “Luka vio con sus propios ojos cómo mataban a su abuelo. No tuvieron otra opción que huir a Zadar para no ser asesinados a través de los bosques y las montañas”, relata el director deportivo del NK Zadar, elenco de dicha localidad.

Los Modric se escondieron en el Hotel Kolovare, junto a otros refugiados, mientras el padre de Luka, quien trabaja en aeronáutica, se enlistaba para la guerra. En tanto Luka, de tan sólo 7 años, deslumbraba con su talento a los recepcionistas del hotel. “Jugaba todo el día y quebró más ventanas con su balón que las ondas de las bombas de la guerra”, comentó uno a la televisión local. Su sueño era ser futbolista y se probó en el Hajduk Split. Pero fue descartado por su tamaño, apagando por instantes la única distracción que tenía. 

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo.

Pero fueron precisamente los empleados de su refugio quienes le dieron aviso al club de la ciudad, dándole una nueva oportunidad. “Él cogía el balón y hacia malabares que hacían chicos de 20 años, él tenía 7 u 8”, rememora Svetko Custic, presidente del NK Zadar, quienes lo terminaron fichando. Tomislav Basic, jefe de la cantera de dicho elenco y uno de los descubridores de Modric, recuerda los orígenes del hoy futbolista del Real Madrid.

“Eran muy pobres. No tenían dinero para camisetas o espinilleras para Luka. Así que le hice unas de madera”, cuenta el entrenador, quien incluso las conserva. “Sabía que Modric iba a llegar a ser un gran jugador”, explica. El volante fichó por el Zagreb a los 16, se fue a préstamo a Bosnia y fue el mejor jugador de esa liga en su 1era temporada. Ya en 2008 llegó al Tottenham, donde deslumbró para luego recalar en el Real Madrid y levantar 4 títulos de Champions League, entre otros. Sin embargo, a él no le gusta recordar los años que le forjaron.

AP

“La guerra me hizo más fuerte. Fueron tiempos durísimos para mí y para mi familia. No quiero arrastrar ese tema para siempre, pero tampoco me quiero olvidar de ello. Ahora tengo la sensación de que estoy listo para cualquier cosa”, comentó en una de las pocas ocasiones que ha tocado el asunto. Hoy enfrentará a Inglaterra, liderando a Croacia en su sueño de alcanzar la primera final en un Mundial.“Ya hemos logrado algo, pero este equipo puede conseguir más”, dijo el mismo Luka tras los penales ante Rusia.

¿Lo lograrán?

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.