Salió con amigos y jamás regresó. Hoy creen que su cuerpo fue ofrecido como carne en un restaurant

La última vez que Charlene Downes fue vista con vida fue el 1 de noviembre de 2003. La joven salió de su casa para reunirse con sus amigos en la sala de recreativos de Blackpool, al noroeste de Inglaterra, pero nunca regresó.

Hoy, más de una década después, el caso de su desaparición ha dado un giro radical: la policía del condado de Lancashire detuvo a un hombre de 51 años sospechoso de asesinar a la chica de -por aquel entonces- 14 años, convirtiéndose en una de las investigaciones más largas y costosas de su localidad.

The Sun

El hombre de 51 años había sido interrogado por el asesinato de Charlene Downes el año en que desapareció, revelaron hoy las autoridades. Los detectives se movieron ayer para arrestar al hombre identificado como Nigel Lloyd, un dueño anterior del café de Blackpool.

The Sun

Una recompensa de 100.000 libras sigue en oferta por información que conduce a la condena de su asesino o asesinos. La madre de Charlene, Karen, dijo que “sintió el corazón apretado” cuando la policía le informó sobre el último arresto, mientras mantenía los “dedos cruzados” por justicia. “Quiero un cierre y saber dónde está. No saber es … horrible”, afirmó.

Los agentes sostienen que el hombre vivía en la localidad durante el mismo período de tiempo en el que se perdió el rastro de Downes. Entre sus líneas de investigación, los detectives creen que el cuerpo de la joven fue descuartizado y se utilizó para hacer kebabs en un local de la ciudad.

The Sun

Hace un mes se hicieron públicas imágenes de una cámara de seguridad en las que aparece Downes caminando con su hermana Rebeca en Blackpool el día de su desaparición. Como respuesta, la familia ha decidido demandar a la policía tras descubrirse que los agentes mantuvieron oculta la grabación durante 12 años.

“Resulta increíble que tuvieran el material todo este tiempo y que no lo usaran. Si lo hubiesen facilitado en su debido tiempo, quizás se habría hecho justicia con mi hija”, declaró su madre al medio Daily Mirror.

The Sun

La resolución del caso ha estado envuelta en la polémica desde sus inicios. En 2007, dos hombres fueron llevados a juicio acusados de matar a la muchacha. En unas grabaciones se escuchaba a los dos implicados afirmar que habían “picado” el cuerpo de la joven y la habían convertido “en carne para kebab”.

Sin embargo, el jurado no llegó a ninguna resolución y el juicio se aplazó. Un año después se canceló definitivamente por falta de pruebas.

Padres de Charlene – BBC

En 2009, la Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC, por sus siglas en inglés) dijo que los errores de recolección de evidencias policiales contribuyeron al colapso del nuevo juicio. El IPCC encontró fallas estratégicas y tácticas en la gestión del material y varios oficiales fueron disciplinados. Uno de ellos se vio obligado a dimitir en 2011, pero la orden de dimisión fue anulada por un Tribunal de Arbitraje Policial el 2012.

La noticia se encuentra aún en desarrollo.

SFuente

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.