Lo veo lo leo y me lo creo

Se acerca a clientes y les pide dinero. Se las ingenia para comprar comida donde su propia dueña

Si pensaban que los perros no son tan inteligentes como cualquier animal o que si no están a merced del hombre no pueden sobrevivir perfectamente, pues están equivocados. Porque así como uno puede ingeniárselas para ganar dinero y comer, los perros también y no necesariamente comiendo restos de la basura de otros.

Serch Vazquez trabaja como supervisor en una distribuidora de agua en México. Hace unos días se le ocurrió acompañar a hacer las entregas por distintos sectores de la ciudad donde se detuvieron un par de minutos en un pequeño local a comer.

Serch Vazquez

Fue entonces cuando se encontró con algo muy particular. Un perro, llamado Cabron, quería comida pero no a cambio de nada. “A penas llegamos me rascó la pierna con su pequeña pata”, dijo Vazquez.

Cabron quería dinero.

Este visitaba el local frecuentemente y el compañero de Vazquez ya se había hecho amigo del animal, quien tiene toda una rutina. “El conductor me dijo que le diera un peso para que viera lo que hace. Así que eso hice”.

Para su sorpresa, el perro llevó la moneda al local para entregárselo al vendedor quien le dio su merecida comida.

“Celebro a todos los perros pero este es uno muy especial. Me emocionó ver lo que hace. Hace eso con todos los que vienen al local”, contó Vazquez a The Dodo.

Nadie sabe por qué Cabron comenzó a hacer esto pero al parecer fue adoptado por la mujer dueña de este local quien no le da comida con tanta facilidad y Cabron habría visto cómo los humanos consiguen su comida y decidió imitarlos.

Ese sí es un perro inteligente.

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.