Lo veo lo leo y me lo creo

“Se les veían las costillas”: 11 niños desnutridos y en cautiverio son rescatados en Nuevo México

Jerry Hogrefe dice que nunca había presenciado algo como lo que vio en esta emergencia. Y decir eso no es menor, en especial para alguien que no por nada es el jefe de policía del condado de Taos, Nuevo México, al sudeste de los Estados Unidos. Lo que dejó tan mal a Hogrefe es nada menos que el descubrimiento de un asentamiento secreto donde tenían recluidos a 11 niños en condiciones de extrema desnutrición.

“He sido policía durante 30 años y nunca vi algo como esto. Es increíble. Parecían refugiados del tercer mundo”.

“Necesitamos comida y agua”

Los menores encontrados tienen edades que fluctúan entre 1 y 15 años, para alimentarse tenían apenas unas cuantas papas y arroz, nada de agua ni zapatos y una vestimenta sucia y vieja, que no les servía mucho. El lugar donde vivían es un remolque en medio de la nada, cerca de la localidad de Amalia

Además de los 11 niños rescatados del lugar, también se encontraron a cinco adultos en el sitio, tres mujeres y dos hombres completamente armados, con un rifle AR15, cinco cargadores de 30 cartuchos y cuatro pistolas completamente cargadas, según informó la policía.

Imagen aérea del lugar / Foto: EPA

La policía llegó hasta el lugar gracias a una investigación que duró varias semanas, en la que buscaban al hijo de uno de los adultos detenidos en esta redada, identificado como Siraj Wahhaj. La alerta para comenzar la investigación la dio un tercero que le dio a la policía un mensaje de auxilio que decía: “Estamos hambrientos. Necesitamos comida y agua”. 

Entonces comenzaron la investigación, en la que se encontraron muy pronto con el remolque que se convirtió rápidamente en una locación muy sospechosa., por lo que allanaron el lugar lo antes posible. Sin embargo, y a pesar de haber apresado a los dos hombres adultos armados que parecían ser los jefes del lugar, no se sabe como los 11 niños ni como las tres mujeres adultas llegaron ahí. 

EPA

“Se les veían las costillas”

Después del operativo, la policía habló del estado en el que se encontraron a los niños. Describieron el lugar como un pequeño remolque semienterrado en el suelo, cubierto con plástico, rodeado por neumáticos y sin agua ni acceso a electricidad. Hogrefe habló de los niños, diciendo que se encontraban tan delgado que “se les veían las costillas”, además de agregar que:

“Tenían muy poca higiene y estaban muy asustados. Les dimos a los niños nuestra agua y los refrigerios que teníamos. Estaban en las condiciones de vida y de pobreza más tristes que haya visto”.

Mientras que los dos hombres armados ya fueron identificados, además de Wahhaj estaba Lucas Morton. Ambos fueron arrestados en el lugar. La oficina del alguacil dijo sobre estos peligrosos hombres armados que:

“Sabíamos que era probable que los ocupantes estuvieran fuertemente armados y eran considerados extremistas de la creencia musulmana”

También se refirieron a la suerte que tuvieron, ya que a pesar de todo el armamento con el que contaban Morton y Wahhaj, nadie resulto herido en el allanamiento. Las causas para los dos fueron distintas, mientras a Morton se le acusó de albergar a un fugitivo, que sería Wahhaj, este último fue arrestado sin fianza por secuestro de niños.

Policía de Nuevo México

Lamentablemente, entre los 11 niños encontrados, no estaba el hijo de Wahhaj, que fue la búsqueda que dio inicio a todo, por lo que el menor de tres años aún se encuentra extraviado. Aunque sí se cree que pudo estar en ese lugar en semanas anteriores.

Mientras tanto, las tres mujeres que estaban viviendo en el remolque también fueron detenidas, pero -después de un interrogatorio- prontamente fueron puestas en libertad temporal. El jefe de policía dijo que parecía que tanto las mujeres como los niños:

“Les habían lavado el cerebro y sentían una gran intimidación por parte de los hombre que tenían el control de este lugar”. 

SFuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.