Loading...

Se supone que este siberiano tenía que aprender a nadar, pero él tuvo un mejor plan

Si tienes un perro probablemente sabes que es imposible obligarlos a hacer algo que no quieren, ¿cierto? Bueno, eso es algo que tienen en común con algunos seres humanos, la única diferencia es que ninguno de nosotros se puede ver tan gracioso ni adorable como este siberiano que no aprendió nada en su clase de natación.

SE SUPONE QUE TENÍA QUE APRENDER A NADAR.

Pero bueno, al menos flotó.

Y lo mejor de todo es que es literalmente la mejor forma de rechazar cualquier tipo de invitación, por ejemplo:

“Acaso no piensas levantarte de la cama en todo el día?”

“¿Y si hoy en la noche salimos a bailar? Hace mucho tiempo no salimos a bailar”

“¿ALGUNA VEZ VAS A HACER ALGO POR TU VIDA?”

Espero algún día alcanzar este nivel de relajo, despreocupación, ¡TRANQUILIDAD!

Jukin Media
Jukin Media

Honestamente, este siberiano es mi nuevo modelo a seguir.

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.