Lo veo lo leo y me lo creo

Si no crees en las segundas oportunidades, debes conocer la historia de este perrito 

Este perrito se encontraba demasiado débil para dar un paso más, pero reunió las pocas fuerzas y la esperanza que aún albergaba en el corazón y se acercó con un joven para pedirle algo de comida y, de ser posible, de amor. Enfermo y a punto de morir de hambre, movía la colita para rogarle compasión.

Ni él ni su nuevo dueño imaginaron cuánto cambiaría la vida de ambos al cabo de unos meses. Hoy, Moon no solo tiene un nombre y se encuentra físicamente recuperado: volvió a creer en la humanidad y a sentir que merece ser querido dentro de una buena familia como cualquier otro ser vivo. Esta es la impresionante y enternecedora historia de un husky siberiano que recibió una segunda oportunidad y está agradecido como un loco. ¡Ver su transformación, es simplemente hermoso!

¿Tienes algo de comida?

Perrito de la calle que se transformó

O mejor… ¡llévame contigo!

Perrito de la calle que se transformó

Así que esta es una caricia… se siente bien

Perrito de la calle que se transformó

¿Tienes más para mí?

Perrito de la calle que se transformó

Hola, señor veterinario, nunca había visitado un sitio así

Perrito de la calle que se transformó

¡Al fin me está creciendo pelito!

Perrito de la calle que se transformó

Qué rico es dormir en una camita

Perrito de la calle que se transformó

Aunque no lo crean, sigo siendo yo

Perrito de la calle que se transformó

Fuente

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.